Editorial

Presidencia equivale a 14 ministerios

domingo, 27 de noviembre de 2016 · 00:00
Un cálculo realizado recientemente estableció que el Ministerio de la Presidencia tiene un presupuesto anual comparable al de otras 14 carteras de Estado. Con más de 2.800 millones de bolivianos al año a su disposición, el ministro Juan Ramón Quintana es sin duda la persona más poderosa del gabinete.

Ministerios como el de Justicia, por ejemplo, recibe  37,9 millones, es decir 1,3% de lo que administra Presidencia. Mientras en el gabinete existen cinco carteras que tienen presupuestos de menos de 40 millones de bolivianos al año, el despacho de Quintana tiene 70 veces eso.

La explicación es simple: gran parte de  esos 2.800 millones de bolivianos se destinan al programa Evo Cumple, cuyo objetivo es la construcción de obras de infraestructura educativa, caminera, hospitalaria, de riego, de vivienda y otras, recordó un reporte de ANF.

El régimen ha desarrollado una adicción por inaugurar varias obras por día, para que tanto el presidente Evo Morales, como el vicepresidente Álvaro García Linera, puedan aparecer en la televisión dando discursos y construyendo su eterna campaña electoral. Aparecer varias veces al día, con transmisiones en directo por los medios gubernamentales, es parte central de la estrategia que el Gobierno monta para lograr la reelección en 2019, sea que la Constitución lo permita o no.

Para eso se hizo el plan Evo Cumple, para dar la sensación de que Morales y García Linera "regalan” cosas a la población todos los días.

La estrategia, sin embargo, tiene un segundo objetivo: la concentración de poder: el 10% de las obras que dependen hoy del Ministerio de la Presidencia deberían estar repartidas entre el resto de los ministerios: las viviendas, en manos de Obras Públicas; las canchas, en manos del Ministerio de Deportes, etc. Y el otro 90% tendría que ser administrado por gobernaciones y alcaldías, como lo ordena la norma.

Pero el Gobierno, en la hiperconcentración de poder que tiene, les retacea y mezquina los recursos a las entidades descentralizadas. El Presidente y Vicepresidente buscan evitar que un alcalde, por más que sea de filas del oficialismo, logre preponderancia. Por eso son las máximas autoridades las que inauguran las obras. Son ellas las que, mediante el "dedazo”, deciden qué se construye y qué no; en qué región sí y en cuál no; y cuándo se inauguran. Versiones de funcionarios del Gobierno aseguran que existen decenas de escuelas, centros hospitalarios y otras obras que no se abren al público hasta que Morales y García Linera las inauguren, y como éstos tienen una agenda atrasada, pues el ciudadano debe esperar para beneficiarse con ellas.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

92
159

Otras Noticias