Mesa y el equipo de la demanda del mar

viernes, 19 de febrero de 2016 · 00:00
En el momento menos oportuno (si se considera el contexto internacional, no el inmediatismo electoral), el Gobierno ha demostrado  que era una quimera aquella "unidad nacional” mostrada en el tema del mar. Hace más de un año, invitó a expresidentes a sumarse a esa causa, algo que este diario consideró como  positivo desde el primer momento. La demanda marítima es uno de los objetivos nacionales más importantes, y sin duda el más importante en el plano de las relaciones internacionales.

El expresidente Carlos Mesa aceptó la invitación del Primer Mandatario, pese a que advirtió que lo separan del oficialismo un sinfín de diferencias, y desde el primer momento dijo que no perdería su autonomía e independencia.

El Presidente seguramente pensaba lo mismo, pero fue en aras de la "unidad nacional” que incorporó al equipo de la demanda a los expresidentes y a otras personalidades ajenas al MAS. Sobre los éxitos de esta estrategia se ha hablado suficiente; sin embargo, ahora que se ha dado un primer e importante paso ante la Corte Internacional de La Haya descubrimos que la solidez de esta unidad no es la que se pensó. En cuanto Mesa se distanció de la posición oficial sobre el referendo del 21 de febrero empezaron los ataques contra él. Ahora, el oficialismo intenta marginarlo del equipo de la demanda marítima, al tiempo de, incluso, tratar de ofenderlo.

Hace unos días se realizó una reunión del equipo de la demanda marítima en la que todos estuvieron invitados, incluidos dos abogados internacionales, menos Mesa,  pese a que en una cita anterior, el año pasado, sí estuvo presente, y que en la carta de invitación de Morales a Mesa se asegura que se esperaría que éste aporte en el tema jurídico e histórico.

Dos cosas graves han sucedido luego: primero, Morales dijo que Mesa "es uno más de los voceros” del tema marítimo, lo que técnicamente puede ser cierto, pero no en la práctica. Quien ha sido "vocero real” de la demanda ha sido Mesa, que tiene reconocidas dotes como orador e historiador. En ese marco es que participó en un programa de televisión en Chile, generando para el país la primera oportunidad que tuvo una alta autoridad nacional de referirse de manera directa a la opinión pública chilena.

El otro tema serio, aún más indignante, es el discurso que hizo el Procurador General del Estado, él mismo ocupando un raro cargo de semiencargado de la demanda, pese a que su puesto no tiene nada que ver con ella. Héctor Arce intentó, en su alocución en Santa Cruz, demostrar que de ahora en adelante la estrategia comunicacional no tendrá impacto, ya que el fallo que emitirá La Haya sólo se referirá a aspectos "jurídicos”. 

Peor aún, Arce caracterizó a Mesa como un posible delator, alguien que podría divulgar los aspectos reservados de la estrategia marítima. "Una estrategia jurídica lo menos que necesita son personas que las hagan conocer”, sostuvo.

Si realmente piensa aquello, Mesa debería ser retirado del equipo. Y si no lo hace el oficialismo, él debería analizar detalladamente la idea de abandonar ese trabajo, al que ha entregado toda su inteligencia y conocimiento. Nadie debe estar donde no lo quieren.  La forma dispendiosa e irrespetuosa mostrada hacia Mesa refleja, como hemos dicho,  que el Gobierno habla de "unidad nacional” cuando ésta le ayuda a sus fines políticos inmediatos y desecha la idea porque ésta no es funcional en lo inmediato y porque al parecer le molesta el reconocimiento popular a Mesa como vocero. Justamente, encuestas ordenadas por este diario demuestran que la ciudadanía le atribuye a Mesa el éxito del fallo del año pasado, cuando La Haya se declaró competente para atender el fondo de la demanda. Lo cierto es que mientras Mesa no decía que apoyaba la opción del No en el referendo, fue un héroe para el Presidente y el Gobierno; en el momento en que expresó su posición, pasó a ser un villano. Ese sectarismo tiene una grave connotación internacional y hay que preguntarse si por los "beneficios” políticos electorales vale la pena el riesgo.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

131
8

Comentarios

Otras Noticias