La captura de El Killer

martes, 9 de febrero de 2016 · 00:00
La captura de Felipe Froilán Molina Bustamante, alias El Killer, uno de los presuntos asesinos de Marcelo Quiroga Santa Cruz durante el golpe de Luis García Meza, es una buena noticia. Como dijo la familia Quiroga Santa Cruz, es de esperar que la detención sirva para esclarecer definitivamente el crimen y, sobre todo, para dar con el paradero de los restos del líder socialista, desaparecidos desde hace 36 años, para entregarlos a su familia.
Molina Bustamante y otros dos paramilitares, Franz Pizarro Solano y José Luis Ormachea España, ambos prófugos, fueron sentenciados  a 30 años de prisión sin derecho a indulto como "autores de los delitos de alzamiento armado contra la seguridad y soberanía del Estado, terrorismo y encubrimiento, así como responsables del delito de asesinato en grado de complicidad”, como reza el fallo.
Se sabe que los tres participaron en el ataque a la sede de la Central Obrera Bolivia, donde Quiroga Santa Cruz fue herido por los paramilitares, y en el traslado del líder socialista, aún con vida, al Cuartel General de Miraflores, donde fue asesinado. No se sabe empero quién fue el hombre que remató al prisionero. De allí la esperanza expresada por José Antonio Quiroga, sobrino de Marcelo, de que a partir de ahora, con la detención de El Killer,  las autoridades retomen la investigación para aclarar definitivamente las circunstancias del crimen.
Molina Bustamante estaba prófugo desde que fue condenado. Resulta cuando menos extraño que haya sido detenido en su domicilio, sin que en todo este tiempo hubiese  recibido la visita de la Policía. No sólo eso. El "prófugo”  nunca dejó de cobrar su pensión de 7.900 bolivianos de la Corporación del Seguro Social Militar. De acuerdo con otro testimonio, esta vez de una sobreviviente de la dictadura, el paramilitar se paseaba libremente por las calles de La Paz, al punto de haber visitado en al menos tres ocasiones la carpa de vigilia instalada por las víctimas de las dictaduras en El Prado para preguntar, con no poco cinismo, si había alguna investigación en curso por las torturas y represiones de la época.
La impunidad de la que ha gozado El Killer y de la que gozan todavía sus cómplices no parece ser resultado de la ineficiencia de la Policía. ¿Cómo es posible que los investigadores no hayan empezado por lo obvio para dar con su paradero, es decir, buscándolo en su casa y haciendo las preguntas pertinentes en las instituciones militares?  El Killer fue detenido, como ha revelado José Antonio Quiroga, gracias a la información proporcionada por la propia familia Quiroga Santa Cruz, información que permitió la realización del operativo.
Todo ello demuestra, como ha denunciado  la familia, no sólo la falta de voluntad política de los gobiernos de turno para esclarecer el caso, sino, lo que es más grave, la complicidad y aparente protección que han estado brindando los organismos de seguridad a los responsables del crimen.
Lo curioso del caso es que el actual Gobierno, que se dice seguidor de las ideas del líder socialista, no  haya logrado avances significativos en el esclarecimiento del hecho y en la investigación para dar con el paradero de los restos de Marcelo, ni haya  podido imponer al Alto Mando la apertura de los archivos clasificados de la época, como exigen los organismos defensores de los derechos humanos y de las asociaciones de familiares de las víctimas y desaparecidos durante las dictaduras. Tampoco ha dado un solo paso para la constitución de una Comisión de la Verdad, como ha ocurrido en otros países víctimas de las dictaduras de los años 80.
No basta tener el retrato de Marcelo Quiroga colgado en los despachos ministeriales ni crear leyes y distinciones con el nombre del líder socialista, como la condecoración "al mérito democrático” con la que paradójicamente se premió a las Fuerzas Armadas, las mismas que se niegan a colaborar en el esclarecimiento del asesinato de Marcelo. Lo que corresponde es hacer justicia. Y hacer justicia significa encarcelar a los responsables del crimen y entregar los restos de Quiroga a su familia.
      

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

84
3

Comentarios

Otras Noticias