Tragedia ambiental en la laguna Alalay

domingo, 20 de marzo de 2016 · 00:00
Después de la muerte del lago Poopó y de la contaminación extrema del lago Titicaca, ahora es el turno de la laguna Alalay, ubicada en la ciudad de Cochabamba, en la que han muerto en los últimos días miles de peces y algunas aves, como patos silvestres.

La muerte de los peces se debe a que los elevados niveles de nitrógeno, fósforo, la sobrepoblación de algas y el aumento de dióxido de carbono provocaron que bajen los niveles de oxígeno.
 
Todo esto se explica en actividades humanas de larga data: lo que afecta de una manera crítica a la potencialmente hermosa laguna -que es un símbolo de Cochabamba-  es la contaminación orgánica e industrial. Por décadas, ambas no han podido ser controladas para salvar un cuerpo de agua que ayuda al equilibrio ecológico de la zona, además de ser fuente de trabajo y lugar de esparcimiento.
 
La basura y las aguas servidas de los domicilios de los lados este y sur de la laguna, además  del vertido de desechos industriales, que incluyen obviamente productos químicos y metales pesados, son la causa del problema.
 
Durante años se intentó mejorar esta situación, haciendo que el sistema de alcantarillado evite que las aguas servidas y de desechos industriales lleguen a la laguna, pero los esfuerzos no han sido fructíferos. Al final, las tareas desarrolladas por el exalcalde y exprefecto Manfred Reyes Villa son recordadas como las más eficientes, incluido un dragado de la laguna realizado en 1997.
 
En los últimos años, la situación ha empeorado  debido a que otras actividades contaminantes están ubicadas a la orilla de esas aguas, sobre todo quienes lavan autos y ropa, que echan todo el detergente a sus aguas con absoluta falta de control y total irresponsabilidad. 
 
El caso, que podría ser llamado una tragedia ambiental, tiene también relación con la situación dramática  del lago Titicaca, también afectado por la contaminación, que ha ocasionado la mortandad de miles de peces, afectando a la pesca del lugar y dañando la economía de la zona. En el caso del Titicaca, de la misma manera, desechos industriales y aguas servidas de El Alto llegan a sus aguas, en una situación que se ve empeorada por la actividad minera de la zona, que también vierte sus desperdicios al hermoso lago.
 
El país ha avanzado en muchos sentidos en la última década, pero la falta de previsión de las autoridades nacionales, departamentales y municipales hacen que lo verdaderamente importante, que tiene que ver con la vida humana y animal, no sea realmente atendido. El Presidente ha inaugurado miles de canchas, pero jamás se ha preocupado de ver qué pasa con las fuentes de agua que permiten la vida de los bolivianos. 
 
La desaparición de un lago milenario y los casos alarmantes de contaminación de la laguna  Alalay y el Titicaca son los más conocidos, pero no son, ni de lejos, los únicos. Casi  todas las ciudades capitales e intermedias del país dependen de fuentes de agua que son inseguras o que están contaminadas ante la negligencia general.
 
Y esta negligencia general es un tema sobre el que urgentemente debemos reflexionar. Primero, que como se ve, ciudadanos y autoridades sólo reaccionan ante consecuencias de acciones irresponsables largamente toleradas; ergo, no existe conciencia ambiental alguna que permita tomar acciones correctivas sobre hábitos cuyas consecuencias son irreversibles y tienen efectos dramáticos. Segundo, aunque existan carteras ministeriales y unidades regionales y departamentales dedicadas al medio ambiente, en el país este tema está en pañales o, para decir lo menos, es importante en retórica y buenas intenciones, pero absolutamente insuficiente en acciones.
 
Algo debe hacernos reaccionar como sociedad y es de esperar que no sean emergencias ambientales irreversibles como las que se comenta. Vivimos ya en un planeta en crisis ambiental y lo menos que podemos hacer es tomar responsabilidad sobre ello; si no es por nuestra propia calidad de vida,  al menos que sea por la de las futuras generaciones.
18
3

Comentarios

Otras Noticias