CAMC y el informe de la comisión

martes, 10 de mayo de 2016 · 00:00
Como este diario predijo hace dos meses, la comisión mixta para investigar los presuntos actos de tráfico de influencias en el caso Morales-Zapata ha emitido un informe por mayoría muy polémico. El largo texto, de 71 páginas, y aprobado por los siete integrantes oficialistas (de 12 en total) es un repaso de la formalidad de los hechos ocurridos.
 
Por ejemplo, reitera asuntos obvios, como que los taladros para perforar pozos petrolíferos funcionan bien y fueron adquiridos adecuadamente (cuando ello ocurrió antes de que la expareja de Evo Morales fuera designada gerenta comercial y cuando no estaba en discusión si los bienes y productos adquiridos son de buena calidad o no).
 
El informe de mayoría relata uno por uno todos los contratos que favorecieron a CAMC y señala que se cumplió la formalidad de la norma. Obviamente. El 90% de ellos fue contratado por invitación directa. La comisión se limitó a ver si los papeles de la empresa estaban correctamente legalizados, si tenía a sus representantes legales adecuadamente registrados en Bolivia y mucha otra información de ese tipo. Entonces, lógicamente se llegó a la conclusión que los contratos cumplieron con todas las formalidades. Pero ello no quiere decir que no hubo tráfico de influencias.
 
La mayoría oficialista de la comisión tomó tres medidas centrales que hicieron que su investigación no sea algo creíble: se negó a citar al ministro Juan Ramón Quintana, denunciado por Zapata y su supuesta cómplice, Cristina Choque, de ser responsable de los hechos de las que las acusan. Tampoco convocó a los ejecutivos de CAMC.
 
Incluso la comisión, si hubiera un mínimo de separación de poderes en el país, podría haber enviado un cuestionario al presidente Evo Morales. 
 
¿Por qué era importante convocar a los ejecutivos de CAMC? Para que expliquen cómo es que contrataron a una persona de 26 años, no profesional, en un cargo tan importante como gerenta comercial en Bolivia. Lo hicieron porque Zapata tenía muchos contactos, probablemente, que le abrieron las puertas para vender sus productos y servicios a altas autoridades estatales. Eso es lo que hace una gerenta comercial. ¿Y cómo es que tenía esos contactos, al más alto nivel del Estado? Pero la comisión mixta, conducida por la diputada Susana Rivero, se negó a convocarlos, aduciendo que una comisión no puede convocar a "privados”. Por supuesto que puede.
 
Justamente el tráfico de influencias se basa en que existen redes de funcionarios públicos y personas privadas que hacen negocio porque tienen relaciones ya sea de amistad, familiar, sentimental o de otro tipo. 
 
Tampoco se llamó a Quintana, mencionado por Zapata y Choque, como quien tenía control sobre la oficina de Gestión Social, que es el centro de la investigación de la Fiscalía. Supuestamente en Gestión Social Zapata hacía sus negocios. Ahora resulta que no pasó nada allí. De ser como se informa, la consecuencia es que deberían liberar a la exnovia de Morales, cosa que seguramente ocurrirá en breve.
 
Zapata tuvo una relación sentimental con Morales, de la que nació un hijo, cuyo paradero se desconoce. Según un intercambio de mensajes de teléfono divulgados por su abogado, también tuvo una relación íntima con Quintana, que éste ha negado. Esa persona, a los 26 años, y sin ser profesional, obtuvo un alto cargo en una empresa china que luego, casi siempre por invitación directa, ganó millonarios contratos estatales. 
 
Tres de los cuatro actores principales de ese entramado (Morales, Quintana y ejecutivos de CAMC) no fueron convocados por la comisión. La cuarta, es decir Zapata, respondió casi siempre con monosílabos una entrevista que los legisladores le realizaron en la cárcel de Miraflores. 
 
Ha ocurrido lo previsto. Ya cuando Quintana fue acusado de haber contrabandeado 33 camiones, la comisión "investigadora” de entonces terminó poco menos que ovacionándolo. Hoy ha ocurrido lo mismo.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

119
3

Comentarios

Otras Noticias