Responsabilidades ejecutivas

viernes, 13 de mayo de 2016 · 00:00
Pese a que en casi todas las entidades públicas y privadas del país existen autoridades ejecutivas (máxima autoridad de la gestión y dirección administrativa en una organización o institución), el criterio de responsabilidad ciudadana con estas funciones es al parecer irrelevante.

Sucede con bastante  frecuencia que las responsabilidades ante los problemas, errores o crisis que se presentan en una institución sean "deslindandos” o repartidos entre diferentes personas e instancias, de  manera que ante la ciudadanía nunca queda claro a quién se le debe pedir cuentas. Es más, cuando se trata de dignatarios de Estado lo  natural es que se  los ratifique y se ahorre explicaciones; de pedidos de disculpas, renuncias para ponerse a disposición para ser procesados, y otros, se conoce poco o nada. Después del "susto”,  todo sigue "como si nada”.
 
Por el contrario, cuando se registran aciertos todos aparecen en la foto y se autoasignan los logros. 
 
Es, sin duda, una mala señal de ejercicio ciudadano -sin mencionar los efectos de esta conducta en la calidad de la gestión pública-, pues se refuerza la idea de que lo público es de nadie, en vez de ser de interés y responsabilidad de todos; o, que por encima de la rendición de cuentas a la población, está el poder de las autoridades o empresas -el poder político o el poder del dinero- que expone al ciudadano a la indiferencia.
 
La descripción se ajusta al proyecto  de  construcción del teleférico de la línea Blanca, en Miraflores. A pesar de las quejas, demandas, estudios, análisis, etc. de vecinos, expertos, organizaciones de arquitectos, autoridades municipales y otros para que no se construya una estación en la avenida Busch -las razones son largas para exponer en este espacio-, la empresa Mi Teleférico, avalada por el gobierno central, ha persistido en su ejecución.
 
Sin mencionar los efectos y molestias que la obra ocasiona a los vecinos de la zona y sus efectos en la estética y patrimonio de la ciudad (largamente discutidos), se han producido dos incidentes en la misma que ponen nuevamente esta decisión en debate: el primero, la caída de una grúa y el segundo, el colapso de una plataforma que dejó un saldo de ocho personas heridas.
 
Nada confirma que haya errores en el cálculo o diseño de la estación, pero persisten las dudas de su pertinencia. En conferencia de prensa, las empresas constructoras contratadas por Mi Teleférico se atribuyeron toda la culpa del accidente, explicando que fue un "fallo en el proceso de construcción” producido por "una combinación de causas”.
 
Sin embargo, el malestar ciudadano se da alrededor de una obra que se la asume forzada y sobre la que ninguna observación o recomendación es bienvenida.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

111
1

Comentarios

Otras Noticias