Dudas sobre un billete de Bs 500

lunes, 16 de mayo de 2016 · 00:00
El mismo miércoles 5 de mayo cuando en Bolivia se anunciaba oficialmente que habría un billete de 500 bolivianos, la Unión Europea comunicaba que sacaría de circulación su propio billete de 500 euros. El Banco Central Europeo (BCE) lo hizo después de años de presiones de gobiernos y organizaciones que señalan que ese billete es usado para fines ilícitos, como lavado de dinero, narcotráfico e incluso financiamiento del terrorismo. Un millón de euros, con esos billetes, pesa sólo dos kilos y representa un pequeño paquete. 

Tras 15 años de existencia, el Banco Central Europeo anunció que dejará de producir los billetes de 500 euros gradualmente, hasta finales de 2018. "Con esta decisión, el BCE trata de golpear a los grupos criminales que usan un medio de pago valioso fácil de transportar”, dijo El País de Madrid. Así de simple. La BBC agregó que "casi nunca” un ciudadano común de Europa utiliza uno de esos billetes.  
 
Por eso causa sorpresa que en Bolivia el Banco Central  haya decidido tener un billete de 500 bolivianos que, en escala, tiene un poder de compra similar a uno de 500 euros en Europa. Si en el Viejo Continente un salario mensual de 5.000 euros es relativamente común, en Bolivia lo es uno de 5.000 bolivianos (incluso menos). 
 
En nuestro país, ya los actuales billetes de 200 bolivianos son difíciles de cambiar. La gente los rehúye porque, para los gastos de la vida cotidiana, suelen ser incómodos de usar. Y para pagos elevados siempre existe la opción de las  transferencias bancarias.
 
Con menos de cuatro de esos billetes se cobraría el sueldo mínimo nacional, lo que demuestra que un corte de 500 bolivianos es excesivo.  
 
Así que si en Europa las autoridades financieras de la UE resolvieron quitar estos billetes de circulación, aunque sea de manera paulatina,    para luchar contra el delito, es extraño que en Bolivia vayamos en sentido contrario. Como se ha dicho, los billetes de alta denominación ayudan a los delincuentes a actuar. En Bolivia, donde existen actividades ilícitas como tráfico de drogas,  contrabando y otros, este billete podría, sin buscarlo las autoridades, ayudar a los grupos delictivos.
 
Además, los billetes no son baratos de crear. El Gobierno ha tomado la inesperada e injustificada decisión de reimprimir y rediseñar la totalidad de los billetes nacionales. Como ya hemos señalado en este espacio, ello implicará un gasto, totalmente superfluo, de 312 millones de bolivianos. Justo cuando el Presidente anunciaba, ante las demandas de las personas con discapacidad, que el país debe comportarse de manera "austera”. El Ministro de Economía dijo no estar de acuerdo con la medida, entonces, ¿para qué hacerlo?

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

190
95

Comentarios

Otras Noticias