Eficiente acción de la ASFI

miércoles, 25 de mayo de 2016 · 06:42

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), que depende del Ministerio de Economía, actuó pronta y eficientemente ante la información de las irregularidades supuestamente cometidas en la Mutual La Paz y que motivaron su intervención. La ASFI expresó que la mutual presentó "serias deficiencias de gestión y falta de gobierno corporativo que ponen en riesgo la estabilidad financiera de la entidad”.

La presidenta de la ASFI, Ivette Espinoza, admitió que se realizaba un monitoreo y seguimiento desde 2011 a esa entidad, por las supuestas irregularidades.

Cada vez que una entidad financiera se ve envuelta en problemas, el Estado enfrenta un desafío muy serio. Durante los años 90 el país vivió situaciones de alto riesgo con las quiebras de varios bancos, que generaron un costo financiero muy alto para el fisco, además de inestabilidad financiera y desconfianza de la población hacia la banca. El exsuperintendente de bancos, Jacques Trigo, logró, con firmes disposiciones, establecer un sistema bancario más sólido y menos especulativo.

Y aunque son periódicas las crisis con pequeñas mutuales y empresas de préstamo, alguna de ellas en los márgenes de la legalidad, no había sucedido en las últimas dos décadas que una mutual importante del país, como la que nos referimos en estas líneas, con 55.000 clientes y una cartera de 110 millones de dólares, fuera cerrada.

El viernes 13 el Gobierno intervino a la mutual y el mismo sábado designó al Banco Mercantil Santa Cruz como la entidad que se haría cargo de los activos y pasivos de la mutual, y desde el lunes, miles de clientes retiraron sus ahorros. Otros, considerando la seriedad y solidez del banco en cuestión, han preferido dejar sus ahorros allí.

El banco no ha asumido, sin embargo, los derechos de los socios de la mutual, es decir quienes tenían acciones en ella ni, obviamente, a sus exfuncionarios, ya que sólo compró los activos y pasivos, no a la entidad como tal.

Una circunstancia negativa, surgida del tema anterior, pero inevitable, es precisamente que esos 200 empleados han quedado con sus derechos laborales en la incertidumbre. Como la mutual ha quedado sin sus activos, no existe claridad sobre cómo serán pagados los beneficios sociales a los exfuncionarios. Comprensiblemente, ellos han iniciado una serie de protestas, para hacer valer sus derechos, que seguramente persistirán en los siguientes días y semanas.

En este caso, la ASFI actuó de manera eficiente e inteligente, resolviendo un problema que podría haber generado inestabilidad en el resto del sistema financiero.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

164
96

Comentarios

Otras Noticias