Empate catastrófico en España

lunes, 9 de mayo de 2016 · 00:00
El rey Felipe VI de España convocó a nuevas elecciones parlamentarias para el 26 de junio, tras el fracaso de  negociaciones entre los diversos partidos políticos para la formación de un nuevo Gobierno. Los resultados de los comicios del 20 de diciembre pasado no sólo marcaron el fin del bipartidismo, vigente desde hace cuatro décadas, durante las cuales los partidos Popular (PP) y Socialista Obrero Español (PSOE)  alternaron el poder,  sino que dibujaron un endiablado mapa político sin mayorías, debido a la emergencia de dos nuevos actores políticos, Ciudadanos (centro) y Podemos (izquierda), surgidos al calor de la crisis económica, política y social que afecta al país desde hace un lustro.   

"No hemos sabido cumplir el mandato ciudadano”, declaró el presidente de la Cámara de Diputados, el socialista Patxi López, al dar por clausurada la efímera legislatura de apenas cuatro meses, y apelar al espíritu de diálogo que facilitó la transición a la democracia hace 40 años, "cuando hubo pactos sin que nadie traicionara sus posiciones”. Lo cierto es que los partidos tradicionales y emergentes se vieron incapaces de pactar un nuevo Gobierno debido a las grandes diferencias que los separan y a los vetos mutuos que imposibilitaron cualquier tipo de acercamiento.

El PP se encontró con el veto de todos sus rivales, quienes responsabilizan al líder del partido y presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no sólo por los recortes introducidos durante la crisis de los pasados cuatro años, sino por la corrupción que ahoga a su organización. Rajoy pretendía la formación de una "gran coalición” con el PSOE, como ha ocurrido en otros países europeos, donde gobierna la derecha en la alianza con la socialdemocracia, pero su oferta fue desdeñada por el líder socialista, Pedro Sánchez.

Los socialistas intentaron formar un Gobierno de centroizquierda mediante un pacto con Ciudadanos, el único que se firmó durante todo este periodo, pero el izquierdista Podemos se negó a convertirse en compañero de viaje de esta alianza debido a la presencia de Ciudadanos, organización a la que considera una "muleta” del PP.

Al líder de Podemos, Pablo Iglesias, le hubiese gustado un gobierno de izquierda, sustentado por el PSOE y el propio Podemos, con algunos partidos minoritarios regionales, pero el PSOE no podía cruzar la línea roja de un acuerdo con las formaciones que alientan la independencia de Cataluña necesarias para lograr el mínimo de votos que requería la nominación. Los vetos cruzados llevaron, por primera vez desde la transición democrática, a una situación de bloqueo institucional. Los partidos políticos admitieron el fracaso político, pero lo curioso es que no existe ninguna garantía de que las elecciones del 26 de junio próximo puedan romper el "empate catastrófico” y conducir a negociaciones exitosas.

Las últimas encuestas muestran que los nuevos comicios pueden arrojar resultados similares a los del 20 de diciembre, con muy ligeras variantes. Pero, además, todos los partidos han ratificado los vetos que impidieron el acuerdo en las semanas precedentes. Los sondeos reflejan también el hartazgo de la ciudadanía por la falta de voluntad política de sus dirigentes, hartazgo que podría traducirse en una elevada abstención, que tradicionalmente ha afectado más a la izquierda que a la derecha.

También existe cierta decepción por la actitud de los "nuevos políticos”, como se conoce a las dirigencias de Podemos y Ciudadanos, y respecto a quienes existía cierta expectativa de renovación en las formas. Las malogradas negociaciones de investidura han demostrado que los líderes emergentes actúan con el mismo cálculo que sus colegas de la vieja "casta”.

La pregunta es qué pasará si el resultado de las elecciones del 26 de junio resulta más complejo y difícil de manejar que el de los comicios del 20 de diciembre pasado. Y, también, qué pasará si vuelven a fracasar las negociaciones para formar Gobierno y resulta necesaria una tercera elección para que el electorado resuelva el empate. A tal grado llega la incertidumbre.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

68
1

Comentarios

Otras Noticias