Editorial

Las opiniones vicepresidenciales

jueves, 23 de junio de 2016 · 00:00
 Como para no dejar de sazonar la tensa relación entre periodistas y el poder, el Vicepresidente del Estado ha dedicado  -nuevamente- palabras y epítetos a Página Siete que no pueden dejar de ser comentados.

El Vicepresidente, que se ha referido insistentemente en estas semanas al papel desestabilizador que supuestamente cumplen algunos medios y periodistas, ha señalado que los verdaderos culpables de este rol son los dueños y que los periodistas "simplemente se esfuerzan de llevar al medio, cumplir sus notas, llevar lo mejor que puedan”.  Con total contundencia, el Vicepresidente se preguntó: "¿Acaso un periodista define un titular de un periódico? (...) ¿cuándo se ha visto que un periodista de la calle hace el titular del periódico? (...)  el que define el titular no es el periodista, sino los dueños y los directores”. 

Estas  palabras no dejan de ser un insulto para los periodistas a quienes dice defender frente a sus siniestros patrones, pero son mucho más que  eso: revelan una forma de concebir el trabajo periodístico  y describe cómo, posiblemente, se manejen los medios gubernamentales.  

 García Linera dice que conoce muy bien a los periodistas de Página Siete, que sabe "hasta cómo respiran”. Parece que no. O por lo menos sus informantes no le han contado la verdad. En Página Siete nadie dicta titulares ni da "línea”, como seguramente ocurre en la prensa oficialista. 

 Para información de las autoridades, los periodistas de Página Siete sí deciden -con su editor de sección- los enfoques y los titulares de sus noticias. Pero no sólo eso. Los editores del diario, en su reunión vespertina, en la que no participan los dueños, revisan los titulares de todas las secciones, incluidos  los de la primera plana. El  director, presente en la reunión, aporta y da el visto bueno al resultado de una tarea colectiva.     

 El Vicepresidente tiene derecho -lo hemos repetido muchas veces en este espacio- de emitir las opiniones que considere pertinentes. Por su parte, Página Siete se reserva el derecho de hacer las aclaraciones igualmente pertinentes. Resulta ofensivo para los periodistas de esta casa editorial suponer que  actúan como borregos.  A los redactores y editores de Página Siete les sobra profesionalismo y dignidad. A las pruebas nos remitimos.
También, el señor García Linera pide a los directores que "no sean cobardes, que no se laven las manos protegiéndose con los periodistas”. 

La segunda autoridad del país parece ignorar que el director de  Página Siete, por imperio de la ley y el mandato de la Declaración de Principios del periódico, es responsable de todos los contenidos del diario. Y está en ese puesto para dar la cara,  como también lo hacen todos y cada uno de los periodistas al firmar las notas de las que son autores. 

 García Linera ha anunciado su intención de realizar una investigación sobre la "manipulación política de los titulares televisivos, radiales y escritos sobre el tema Zapata”. Bienvenida la intención, a condición de que los investigadores sean independientes y que incluyan el tratamiento que otorgó al tema la prensa oficialista. Página Siete, junto con la Agencia de Noticias Fides y los periodistas Andrés Gómez  y Raúl Peñaranda, ha solicitado a la Oficina del Alto Comisionado de la ONU  para los Derechos Humanos el envío de un Relator Especial para que valore in situ la situación de la libertad de prensa en Bolivia. 

Es de esperar que, con la anuencia del Gobierno, que obviamente debería estar interesado en probar fehacientemente sus acusaciones, el Relator de Naciones Unidas evalúe si existe un "cártel de la mentira” o si, por el contrario, los medios señalados por el Gobierno son víctimas de un acoso sistemático por parte de las autoridades gubernamentales.

Como ha señalado en varias ocasiones, acogiéndose a los derechos constitucionales,   Página Siete rechaza las acusaciones sin pruebas que se formulan en su contra desde el poder por considerarlas un claro intento de amedrentamiento.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

293
3

Comentarios

Otras Noticias