Editorial

La anhelada paz en Colombia

sábado, 25 de junio de 2016 · 00:00
La guerrilla en Colombia le costó a ese país 220 mil personas asesinadas, 25.000 desaparecidas y 4,7 millones de desplazadas. Y ahora está a punto de alcanzar la paz de manera definitiva. El cese al fuego establecido el jueves pasado en La Habana, y firmado por el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri,  Timochenko, es uno de los eventos más importantes ocurridos en décadas recientes en el continente. Ante la presencia de los presidentes de Cuba, México, Chile, El Salvador y Venezuela, Santos y Timochenko se dieron la mano e iniciaron una nueva etapa en la historia de ese hermano país. La paz definitiva podría ser firmada dentro de dos meses en Bogotá. 

Gran parte del éxito alcanzado se lo deben los colombianos al tesón de su Presidente, que se comprometió de manera sistemática y obstinada a alcanzar este acuerdo. Quien fuera ministro de Defensa y combatió
precisamente a ese grupo guerrillero, ahora se ha encargado de coronar su mayor esfuerzo, el de la paz. Santos se enfrentó a varios sectores políticos que no deseaban llegar a este acuerdo, entre otros el que lidera el expresidente Álvaro Uribe, además del escepticismo de una parte de la opinión pública. Pero, contra viento y marea llegó al mejor puerto posible, el de la paz.

No será simple el periodo posterior a la firma del acuerdo. Los 6.500 guerrilleros deben ser reubicados en 22 regiones de Colombia, tanto localidades ya pobladas como campamentos por ser creados específicamente. Allí tendrán que pasar un tiempo de "transición” antes de ingresar de lleno en la vida civil. Ese proceso no será nada fácil, creen algunos especialistas, lo mismo que el plan de entrega de armas y municiones que están en sus manos.

Las dudas también surgen de sectores que creen que la guerrilla ha sido "premiada” con el acuerdo de paz y que, tanto Timochenko como muchos otros cabecillas de las FARC deberían ir presos tras haber ensangrentado el país. Sólo quienes hayan cometido "delitos graves” serán enjuiciados, los demás se beneficiarán con una suerte de amnistía. Por eso, diversos sectores, entre otros los de la Iglesia Católica, han pedido a los colombianos "tener la capacidad de perdonar”. 

Entre los problemas que se ven a mediano y largo plazos están, además, el de la necesidad de combatir todas las formas de violencia en Colombia, que es un país en el que operan decenas de grupos irregulares, sin ir más lejos el ELN, otra organización guerrillera. Ésta también tiene a sus representantes negociando con las autoridades colombianas, aunque el diálogo ha avanzado mucho más lentamente. Pero también existen en el territorio de esa nación pandillas de paramilitares, ejércitos armados de jefes narcotraficantes y bandas de delincuentes en general.

Con todo, éste es un momento de gran significación política. Pone fin a una era en la que ideas revolucionarias, exportadas en parte por Cuba, paradójicamente hoy abocada a ponerle fin, eran comunes en varios países. Aunque la vía armada nunca puede ser justificable, sí se le debe reconocer su aporte al debate sobre la necesidad de terminar con la pobreza en el país, especialmente la de los campesinos. Las posibilidades de un salto en el desarrollo colombiano son enormes tras la firma de la paz. Aparte de la pacificación del país per se, el "efecto psicológico” de haber dado fin a 53 años de guerra interna será muy positivo, estiman los economistas. Otra de las consecuencias favorables será que el presupuesto de Defensa tenderá a bajar, dejando recursos disponibles para atender urgentes problemas sociales en ese país, en el que todavía un tercio de la población está por debajo de la línea de la pobreza. Hoy por hoy, Colombia es el país que más destina a gastos militares en la región.

Colombia es una de las naciones de economía de mayor productividad. Un variado sector empresarial compite de manera muy eficiente con compañías de otros países de la región y del mundo. El "efecto psicológico” mencionado ayudará sin duda a que el país mejore sus condiciones de vida. Enhorabuena.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

72
1

Comentarios

Otras Noticias