Llamar a otro referendo

lunes, 6 de junio de 2016 · 00:00
Es ya innegable la estrategia gubernamental de intentar generar el clima político para volver a convocar  un referendo constitucional, que esta vez sí obtenga el resultado esperado, es decir que el presidente Evo Morales sea autorizado para volver a postularse  a un cuarto mandato. Las frecuentes declaraciones de dirigentes sociales proclives al MAS y las  de diversos ministros demuestran esta estrategia. Recientemente, el propio Presidente, que había atribuido a "algunos” la necesidad de repetir la votación, fue más directo y sostuvo  que un nuevo referendo es constitucional, puesto que aquella consulta habría estado condicionada por "una mentira”.

En efecto, la opción oficialista es decir que el referendo del 21 de febrero pasado se  perdió debido a que se difundió  información falsa sobre un supuesto tráfico de influencias generado por la relación sentimental que mantuvieron el Presidente y su exnovia Gabriela Zapata, quien luego obtuvo un alto cargo en una empresa china, la CAMC; ésta logró millonarios contratos con el Estado. 
 
Según el Gobierno, los hechos formaron parte de un invento de ciertos medios de comunicación, por lo que se puede volver a convocar  un referendo. 
 
Obviamente, la visión oficialista es mañosa. Una campaña electoral tiene numerosos elementos e ingredientes, y todos, de alguna manera, influyen a favor o en contra de las visiones en pugna. Es un hecho que el caso Morales-Zapata fue uno de los elementos que inclinó el voto a favor de la opción No, pero su esencia no ha sido desmentida: uno, es verdad que el Presidente y Zapata tuvieron un noviazgo. Dos, según el Jefe de Estado, de esa relación nació un niño, que luego murió. Tres, la exnovia del Presidente logró un cargo importante en la empresa china mencionada. Cuatro, el Ministro de la Presidencia denunció que en la institución que dirige se enquistaron actividades criminales. 
 
Para terminar de cumplir con el interés de llamar a otro referendo, y esta vez vencerlo, el Gobierno tiene otro plan, que ya ha dado a conocer también: reformar la Ley de Imprenta para controlar a los pocos medios independientes que quedan y, de paso, a las redes sociales. 
 
Lo más previsible, sin embargo, es que si el Ejecutivo persiste en el plan de llamar a un nuevo referendo, lo vuelva a perder. La sociedad nunca entendió por qué cuando se está en la primera fase del tercer mandato, el Gobierno ya quiere un cuarto. La idea de que simplemente busca más poder es muy fuerte y difícil de desmoronar, especialmente en las ciudades. Otra derrota del oficialismo es enteramente posible y al parecer algunos sectores del propio MAS están conscientes de ello.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

159
2

Comentarios

Otras Noticias