Privilegios constitucionales

martes, 7 de junio de 2016 · 00:00
Mientras se atestigua con azoramiento las torpes  formas con las que el poder político, en complicidad con la justicia, viola varios de los derechos constitucionales de Eduardo León, quien fue abogado defensor de la expareja de Evo Morales, Gabriela Zapata, de otra parte las denuncias sobre las formas en la que el Vicepresidente aparece como licenciado en Matemáticas en todos sus documentos sin haber concluido sus estudios universitarios y las irregularidades sobre la forma que obtuvo su libreta de servicio militar, son vistos como una anécdota más. 
 
Eduardo León es acusado, entre otras cosas,  de falsificar la libreta de servicio militar con la que obtuvo su título de abogado y está detenido  sin que se le haya permitido el debido proceso.

 Del otro lado, después de tres semanas  de la presentación de la denuncia contra el vicepresidente Álvaro García Linera por atribuirse un  título profesional que no tiene y que figura en todos sus principales documentos sin explicación alguna,  la Fiscalía General del Estado aún no admitió  la misma con el argumento de que "no es clara”, no precisa los supuestos hechos delictivos y no señala la comisión a la que representa el denunciante (el asambleísta Yerko Núñez).
 
Para terminar de configurar el irregular panorama, los ministerios de Justicia y de Educación decidieron anular el registro profesional de Eduardo León, con lo que no podría ejercer su profesión en lo venidero. Aunque el Ministro de Educación aclaró que no le estaban revocando sus años de estudio, sino su título en provisión nacional y que León tenía derecho a volver a tramitar dicho título ("él puede decir que como la libreta de servicio militar  no es un requisito obligatorio después de 2006, (pedir que) se le extienda el título  en provisión nacional.
 
Nuevamente se procedería. Podemos brindar  su título”). Asimismo, sostuvo que lo que se ha hecho es un procedimiento administrativo, que está establecido en la norma por haber presentado un documento falso. 
 
Sobre las violaciones de derechos, arbitrariedades y autoritarismo al que se ha sometido aleccionadoramente al abogado León -independientemente si éste hizo un buen o mal trabajo y si cometió o no algún delito-, el episodio que se comenta obliga a una reflexión adicional y es el atropello a un principio que es elemental en materia de
derechos humanos y que este Gobierno ha usado casi como un lema: todos somos iguales ante la ley.
 
En medio del desvarío actual, en el que cualquier reivindicación principista es estigmatizada como argumento "opositor” o imperialista, un senador del MAS, Efraín Chambi, llegó a decir que no se podía establecer comparaciones entre el caso León y las mentiras e irregularidades en las que incurre el Vicepresidente sobre un título que nunca tuvo y una libreta militar que podría no ser auténtica. Según Chambi, y seguramente muchos de quienes piensan como él, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera  no pueden ser comparados ni medidos con la misma vara que el resto de ciudadanos (sobre todo si no son de lado oficialista, habría que añadir), porque ellos gozan de "privilegios constitucionales”, es decir no son iguales que el común de los bolivianos ante la ley.
 
Grave argumento, pero más grave que nadie en el MAS salga a desestimar estas aseveraciones. Lo peligroso de los fanatismos (ya escuchamos que un alcalde del Chapare dijo que Evo Morales es un enviado de  Dios) es que son la puerta abierta a los absolutismos y a la autocracia. Esto, además de asustar a los bolivianos, debería alertar al propio MAS, pues solamente volviendo al redil de la sensatez, el equilibrio y el honesto respeto a la democracia podrán volver a conquistar el apoyo y credibilidad que ahora arriesgan. El silencio del Vicepresidente sobre las falsedades que se le atribuyen es, sin embargo, lo más preocupante. Un reconocimiento humilde y un pedido de disculpas sería seguramente más que suficiente. Al parecer los primeros en creer y ejercer esto de los "privilegios constitucionales” son nuestros primeros mandatarios.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

145
1

Comentarios

Otras Noticias