La demanda chilena sobre el Silala

miércoles, 8 de junio de 2016 · 00:00
Ante la sorpresa generalizada -intuimos que también de las principales autoridades del Gobierno-  Chile presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya en la que solicita que se declare que el "río Silala” es de curso internacional, por lo que tendría derecho a usar libre y gratuitamente sus aguas.

La demanda chilena ante la Corte llega dos meses y medio después de que el presidente Evo Morales anunciara que Bolivia iba a demandar a Chile ante la misma Corte por el uso ilegal de las aguas de los manantiales del Silala, ubicados en el departamento de Potosí. El 11 de mayo de este año, el Gobierno boliviano creó, mediante decreto, la Dirección y el Consejo de Defensa de los Manantiales del Silala y todos los Recursos Hídricos en la Frontera con Chile, con el objetivo de establecer soberanía en el lugar.
 
La postura de Bolivia es que el agua del Silala proviene de ojos de agua (manantiales) y que desde hace muchos años empresas extranjeras dedicadas a la minería en el territorio chileno desviaron artificialmente el recurso hídrico. 
 
La demanda chilena, que contiene cinco argumentos -entre los que, además de lo mencionado, se solicita que Bolivia tome medidas para prevenir y controlar la contaminación, y realizar un estudio de impacto ambiental destinado a atenuar el daño que sus actividades en las cercanías del Silala afectan a Chile-,   basa su razonamiento  en que el Silala  es un río, y llega justamente días después de que el embajador chileno ante el Vaticano expresara a la prensa de su país que el diálogo político con Bolivia había concluido. El comentario surgió a raíz de las opiniones del papa Francisco sobre la necesidad de diálogo entre ambos países para resolver el problema marítimo, y la respuesta del diplomático chileno resume cómo ha decidido afrontar Chile sus diferendos   con Bolivia.
 
El presidente Evo Morales ya ha anunciado que Bolivia interpondrá una contrademanda  ante la CIJ y ha expresado su beneplácito por el reconocimiento tácito del Pacto de Bogotá, por parte de Santiago, ante las versiones de la supuesta intención de Chile de denunciar ese instrumento jurídico.
 
¿Qué se puede esperar de este nuevo proceso ante la justicia internacional? Conviene insistir en que Bolivia tiene los suficientes recursos jurídicos e históricos para ganar la demanda. Como sostiene el excanciller Javier Murillo, "Bolivia es el país perjudicado, pues Chile viene utilizando arbitrariamente las vertientes mencionadas, que son íntegramente bolivianas, sin ninguna compensación (…). No hay un río internacional de curso sucesivo, lo que hay son canales recolectores de ojos de agua o bofedales (…) que han generado un caudal artificialmente derivado hacia Chile”, con obras de ingeniería realizadas por el vecino país para captar esas aguas.
 
Independientemente de las lecturas políticas que hablan de la tensión entre los gobiernos de Chile y Bolivia,  y de la contramemoria que debe presentar Chile en julio próximo en el marco del otro proceso pendiente en la CIJ (la demanda marítima boliviana), será muy importante que una corte internacional se pronuncie sobre este conflicto. 
 
Las condiciones de uso del Silala, como del propio río Lauca, son un tema pendiente que ha confrontado por muchos años a Bolivia y Chile. Aunque éste es otro proceso legal que atender ante la CIJ que aún debe pronunciarse sobre  un asunto de prioridad nacional para Bolivia: la demanda marítima, ésta es  la oportunidad para que la CIJ, a base de pericias  técnicas  hidrográficas, se pronuncie sobre este diferendo.
 
Las discrepancias en el ámbito chileno no se han dejado esperar. El ex cónsul general de Chile en Bolivia (2010 y 2014), Jorge Canelas, ha criticado no sólo la oportunidad de la demanda, sino también la "improvisación” y "falta de prolijidad” de la gestión de su Cancillería.
 
También en este caso, como en la demanda sobre la cuestión marítima, Bolivia siente que su causa está sólidamente respaldada por argumentos históricos y jurídicos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

97
4

Comentarios

Otras Noticias