Tensiones raciales en EEUU

domingo, 10 de julio de 2016 · 00:00

En EEUU las tensiones raciales han subido a un nivel casi insostenible. Los asesinatos de Philando Castile, en San Paul, Minnesota, y Alan Sterling, en Baton Rouge, Luisiana, ocasionaron la más reciente ola de protestas. Ambos hechos fueron filmados, pero la muerte de Castile fue grabada por su novia, que viajaba en su auto junto a su hija, y transmitida en vivo a las redes sociales.

Según se aprecia en la filmación, un agente le pide los papeles del auto y su licencia de conducir. Cuando Castile se mete la mano al bolsillo, el policía ve un arma en la guantera y le dispara cuatro tiros, matándolo dentro del auto, ante las aterrorizadas miradas de su novia y de su hija. Varias manifestaciones se realizaron el jueves contra estas muertes y en circunstancias que todavía están en investigación, un francotirador y sus cómplices dispararon en Dallas, Texas, contra policías blancos, asesinando a cinco de ellos y causando heridas en otros uniformados y civiles. Es el ataque contra uniformados más grave del que se tenga memoria. El asesinato a mansalva ha sido criticado por autoridades y medios de comunicación, al igual que por líderes de la comunidad negra. Matar a policías inocentes no es solución alguna para el problema.

Sin embargo, el hecho refleja el hastío y la repulsa de la comunidad afroamericana, que ve cómo personas de esta comunidad, generalmente hombres, muchas veces inocentes y desarmados, son asesinados por parte de policías blancos.

Estudios de diversas entidades establecen que en EEUU mueren unas 300 personas de color al año, casi una por día, a manos de policías, guardias privados u otros uniformados._ Esta situación viene arrastrándose por años, quizás en realidad siglos, y ha sido denunciada por luchadores de derechos civiles durante décadas, sin éxito alguno.

EEUU es un país que todavía sufre de racismo estructural. Está comprobado que los policías detienen a un ritmo mucho más elevado a negros que a blancos por hechos que van desde pequeñas infracciones hasta delitos mayores. Y los jueces dan a los afroamericanos sentencias más largas por crímenes similares que cometen personas blancas. Aunque esta situación lleva ya, como decimos, quizás siglos ocurriendo en EEUU, en los últimos años se ha agravado la tensión debido a que se han multiplicado las filmaciones de esas muertes. No es que ahora existan más, sino que ahora se conocen más y se difunden de manera más amplia gracias a las redes sociales. La filmación de la muerte de Castile tuvo dos millones de visitas en las redes sociales en pocas horas.

Las autoridades norteamericanas no parecen haber hecho lo suficiente para frenar y revertir esta situación. Como los departamentos policiales son autónomos y dependen de cada ciudad o localidad norteamericana, las reformas son complejas de hacer.

En general se considera que los policías de EEUU no cumplen adecuados entrenamientos en derechos civiles, no son apropiadamente investigados desde el punto de vista psicológico antes de su reclutamiento y tienen virtual impunidad en su accionar mediante el uso excesivo de la fuerza, no es sancionado. Pero estos hechos son parte de una cadena que amenaza con agravarse. EEUU se vio conmocionado el viernes pasado por la masacre de cinco policías en Dallas a manos de un reservista negro sin antecedentes policiales en 2013, en aparente venganza por lo ocurrido en San Paul y Baton Rouge. "Nos dijo que estaba furioso por los recientes tiroteos protagonizados por policías. Dijo que quería matar personas blancas, especialmente policías”, declaró el autor antes de ser abatido por la Policía.

 Uno de los desafíos mayores de la sociedad norteamericana es detener esta situación. No solo eliminar la brutalidad policial, que también se expresa contra otros grupos étnicos y también ciudadanos blancos, sino reducir paulatinamente las diferencias económicas y sociales que separan a las minorías de los sectores más acomodados

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

68
2

Comentarios

Otras Noticias