Lamentable avance de la represa de El Bala

domingo, 31 de julio de 2016 · 00:00
El Gobierno ha dado un paso más en su polémica idea de construir el megaproyecto hidroeléctrico de El Bala en la zona de influencia del río Beni. 

Pese a todas las observaciones, críticas y sugerencias que han realizado especialistas y activistas, el presidente Evo Morales y su entorno no desisten del intento de llevar adelante estas obras, que según expertos tendrán graves consecuencias en el medioambiente y dudosos resultados económicos.
 
Habría que poner como ejemplo una reciente iniciativa gubernamental, también fuertemente criticada, como la instalación de una fábrica de azúcar en San Buenaventura en el norte de La Paz. Los especialistas señalaron que la obra era inviable porque la tierra de la zona no tiene vocación agrícola y, por lo tanto, la caña se produce de manera insuficiente. El presidente Morales, después de haber gastado 265 millones de dólares del erario público y haber desoído estas críticas para construir el ingenio, acaba de admitir que, justamente, no existe caña suficiente para ponerlo a andar.
 
Dentro de unos años seguramente estaremos lamentando, si es que se construyen los anunciados proyectos de El Bala y Chepete, una situación mucho más grave: un gasto de decenas de veces mayor -se pretende disponer 6.000 millones de dólares-, una afectación al medioambiente de enorme  impacto (se habla de un verdadero ecocidio) y escasos beneficios económicos.
 
Un país como Bolivia, que tiene gas natural, no debería involucrarse en proyectos tan faraónicos y controvertidos  como estos para generar electricidad. Además, la eficiencia de los paneles solares y molinos de viento para producir energía ha crecido exponencialmente en los últimos años y Bolivia tiene amplias regiones que reciben radiación solar o son ventosas, ideales para este tipo de iniciativas. También está la posibilidad de realizar pequeñas represas hidroeléctricas, algo que es favorecido por la geografía nacional, en vez de hacer dos grandes proyectos, que duplicarían todo lo que Bolivia produce hasta ahora.
 
El Gobierno ha tomado decisiones igualmente polémicas en algunos de sus megaproyectos; por ejemplo, construir una planta de urea en el lugar menos apropiado (el Chapare) y que no cuenta con un ferrocarril para sacar la futura producción; o construir estadios cuya capacidad excede la población de los municipios que los acogen. Con estos antecedentes, es difícil esperar que en este tema dé el  brazo a torcer.
 
Es así que, por lo que se informa en estos días, ha decidido volver a contratar a la empresa italiana Geodata, para que por 11,8 millones de dólares haga un proyecto final para las  mencionadas represas. Antes, la misma compañía recibió 22 millones para hacer el estudio inicial. Y en 15 meses, ha anunciado el Presidente, podría iniciarse el proyecto de crear una represa en El Bala (río Beni, en las cercanías de Rurrenabaque y San Buenaventura), para producir 424 megavatios de electricidad, y otra en Chepete (río Quendeque, 70 kilómetros hacia la cordillera de La Paz desde San Buenaventura).
 
La "buena noticia”, han señalado las autoridades, es que la de El Bala ya no generará una laguna que tenga un espejo de agua de 2.000 kilómetros cuadrados, como se previó en los 50, sino "sólo” uno de 700, y que no implicará la interrupción de la navegabilidad del río Beni. La otra represa también generará un espejo de agua de unos 700 kilómetros cuadrados.
 
Decimos que hay dudas sobre la viabilidad económica del proyecto porque la energía producida deberá exportarse, pero no existen los sistemas de interconexión para enviar esa supuesta electricidad generada hacia Perú, Argentina o Brasil.
 
 Los costos de transmisión, además de la pérdida de electricidad que implica su traslado a grandes distancias y los mercados inciertos, hacen que esta idea deba seguir siendo analizada. 
 
Para no hablar de las decenas de proyectos  que se podrían realizar, en cuanto a generación eléctrica, con 6.000 millones de dólares. Probablemente será el proyecto más caro de la historia boliviana.
 

92
11

Comentarios

Otras Noticias