Editorial

Zapata: continúan las dudas razonables

jueves, 01 de septiembre de 2016 · 00:00
Muchos lo habían adelantado, y finalmente sucedió: el Gobierno llegó a la conclusión de que Gabriela Zapata, la expareja del presidente Evo Morales, no se benefició con recursos económicos de ninguna entidad pública y que, en consecuencia, no ocasionó ningún daño económico al Estado. Según la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia, Zapata "ha obtenido recursos económicos de personas naturales y personas particulares”. Es decir, personas que de motu proprio decidieron transferirle grandes sumas sin resultado alguno, puesto que tanto el Ministerio Público como  las autoridades del Ejecutivo no hallaron indicios de responsabilidad en ningún funcionario importante, excepto Cristina Choque y el chofer Jimmy Morales, sobre los que, según la ministra Valdivia, "hay suficientes elementos de prueba que apuntan a la comisión de delitos”.

Es, como decíamos, un final anunciado, pero no por ello menos sorprendente, considerando los giros que ha dado el caso, las investigaciones y, especialmente, las conclusiones que han ido resultando de él. 

De un escándalo que dejó al descubierto -además de la relación afectiva privada entre el Presidente y Zapata, con o sin hijos en su haber- una serie de irregularidades en el accionar de Zapata que además de ser exgerente de la transnacional CAMC (con la que el Estado firmó contratos por más de 500 millones de dólares), tenía tal influencia o cercanía con las altas esferas del Ejecutivo que entraba y salía de las oficinas del Ministerio de la Presidencia y realizaba allí importantes reuniones. 

Supuestamente nadie la vio, nadie se contactó con ella, nadie sabía qué hacía. Y sin embargo, ella cobraba jugosas comisiones y mantuvo por tres años el cargo como ejecutiva de CAMC. Los documentos sobre los cuáles la Fiscalía la libera de culpas en tráfico de influencias dicen que Zapata fue contratada (sin experiencia ni profesión) por su cercanía con autoridades del Ejecutivo. ¿Es creíble, entonces, que sus jefes no hayan pedido resultado alguno a su empleada?, ¿por qué nadie de CAMC defiende esta contratación o la esclarece?, ¿puede una joven sin título ni experiencia acumular tal fortuna solamente timando con un poder que nunca tuvo pero que se asentaba en un supuesto hijo y privilegiados contactos con autoridades?, ¿esto no permite, al menos, indicios de dudas razonables? Es difícil saber y seguramente el tema quedará así hasta que Zapata recupere su libertad y continúe con su vida. Con todo, después de las acusaciones a la oposición y a los medios de haber inventado todo el asunto para desestabilizar al Gobierno,  es este mismo el que busca poner tierra sobre un asunto poco transparente.

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

124
8

Comentarios

Otras Noticias