Editorial

Paro en Chile y perjuicio en Bolivia

viernes, 2 de junio de 2017 · 00:00
Como si la confrontación fuese la única respuesta a los conflictos, las autoridades chilenas, concretamente el canciller Heraldo Muñoz, han decidido que la mejor defensa es el ataque, y como respuesta a la dramática situación de centenares de transportistas bolivianos varados en la frontera de ese país por un paro de aduanas, han optado por deslegitimar las protestas y pedidos de solución que ha hecho el Gobierno boliviano, concretamente el presidente Evo Morales.

"El Gobierno boliviano no tiene ninguna credibilidad. Resulta que oficialmente dijeron que había 18.000 camiones y el propio Ministro de la Presidencia ha dicho que hay entre 140 a 180 camiones, que es lo normal en la frontera. Chile ha tomado medidas extraordinarias de modo que el Gobierno boliviano tiene cero credibilidad. Y está fluyendo el paso de camiones con normalidad”, declaró el Canciller chileno y aunque tiene razón en las cifras (es exagerada la cantidad de 18.000 vehículos y nadie dio esa cifra en Bolivia), lo cierto es que el paso de centenares de camiones en la fría e inhóspita frontera no ha sido regular desde el 24 de mayo y ha representado pérdidas millonarias para Bolivia, de cerca de  11 millones de dólares, por el impedimento de circulación de carga de y hacia Chile.

El 44% del comercio exterior boliviano se mueve hacia el Pacífico por este paso fronterizo, de manera que un bloqueo de estas características representa un enorme perjuicio para el país.  A ello se suman, como decíamos, las duras condiciones de esta región, expuesta al fro y carente de servicios y alimentos, que ha provocado que el presidente Morales solicite a las entidades de derechos humanos solidarizarse con los afectados y expresar una enérgica protesta por la "flagrante vulneración del derecho de Bolivia al más amplio y libre tránsito por territorio y puertos chilenos”. Asimismo, se ha denunciado el maltrato de autoridades y funcionarios fronterizos a los transportistas varados.

Es, en suma, una angustiante situación por la que las autoridades del vecino país debieran estar haciendo los mayores esfuerzos de solución. No es la primera vez que este tipo de paros de Aduanas de Chile deja varados a transportistas bolivianos ocasionando pérdidas incalculables. Al menos cinco medidas de este tipo se registraron desde 2015. 

El modo en que el Gobierno chileno encuentre para resolver esta situación es de total pertinencia de sus autoridades, pero la actitud de poca solidaridad e incluso agresividad con que responden sus principales representantes sólo puede entenderse como una nueva expresión de mala vecindad que últimamente es más que evidente de parte de Chile hacia Bolivia y sus ciudadanos.

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

79
15

Otras Noticias