Fracaso de la OEA sobre Venezuela

viernes, 30 de junio de 2017 · 00:00
Pese al esfuerzo de Luis Almagro, secretario general de la OEA, la asamblea general de la institución no logró aprobar la resolución que hubiera demandado al régimen de Nicolás Maduro abandonar la convocatoria a una Asamblea Constituyente. La imposibilidad de conseguir 23 votos, dos tercios del total de países, para autorizar la resolución, representó una victoria para el Gobierno de ese país. Al final, 20 países apoyaron la iniciativa, pero el número fue insuficiente.
 
Con todo, un 60% de las naciones del continente rechaza el devenir en el poder del actual Gobierno venezolano. Otras prefieren hacer la vista gorda, sobre todo porque dependen del petróleo venezolano que reciben sus economías. Y un puñado, entre ellos el Gobierno de Bolivia, respalda abiertamente al régimen venezolano.
 
El resultado del voto de la OEA es decepcionante. El Gobierno ha abandonado las normas de la democracia y está sustentado en la fuerza, sin legitimidad social y sin suficiente respaldo popular. Las encuestas demuestran que Maduro tiene sólo 20% de respaldo y que dos tercios de la población desean que sean convocadas elecciones presidenciales lo antes posible.
 
Obviamente, Maduro jamás aceptará llamar a elecciones, porque probablemente sería derrotado y, después, tendría que enfrentar la consecuencia de sus actos: en primer lugar, la represión y la violación a los derechos humanos.
 
Pero tan importante como esto son otros errores, como haber destruido la economía venezolana, sumida en la escasez de alimentos pese a ser Venezuela una potencia petrolera, o las políticas erradas que han vuelto a ese país  uno de los más inseguros del mundo, con una delincuencia galopante y estremecedora.
 
¿Qué ha pasado en estos años con el legado del chavismo? El presidente Maduro está heredando un aparato productivo destrozado, una sociedad polarizada y enfrentada a nuevos abismos sociales, una grave inseguridad ciudadana y una generación desencantada de las ideas progresistas.
 
La OEA, encabezada por Almagro, ha recuperado la relevancia que perdió con anteriores secretarios generales, especialmente con José Miguel Insulza, que llevó a la institución casi a la inoperatividad completa. Pero Almagro tampoco ha logrado un consenso entre las naciones del continente a qué es lo que se debe o se puede hacer con Venezuela. Hace poco circuló un video en el que el preso político Leopoldo López denuncia a los gritos, desde una celda, que lo torturan. Y no hay poder humano que logre que ello acabe. Ante los ojos del mundo se vive una tragedia humanitaria en Venezuela, pero varios países del continente no se animan a actuar. 
 
Ante los ojos del mundo se vive una tragedia humanitaria en Venezuela, pero varios países del continente no se animan a actuar ante la crisis.

Permítanos un minuto de su tiempo.

Para desarrollar el periodismo serio e independiente, esencial en democracia, que usted aprecia en Página Siete, contamos con un equipo de reporteros, editores, fotógrafos, administrativos y comerciales de primer nivel.

Los ingresos con que Página Siete opera son producto de nuestro trabajo; no contamos con prebendas de ninguna naturaleza.

Si usted desea apoyar el esfuerzo que realizamos, suscríbase a P7 VIP, para recibir de lunes a viernes una carta informativa por correo electrónico, que contendrá un resumen de las noticias y opiniones más interesantes de Página Siete, a un costo de sólo Bs 15 al mes.

Para suscribirse haga clic aquí o llame al número 2611749, en horas de oficina.

53
14

Otras Noticias