Editorial

Positiva reunión con exmandatarios

lunes, 24 de septiembre de 2018 · 00:15

Ha sido positiva la reunión mantenida por el presidente Evo Morales con exmandatarios y excancilleres de la República para analizar los pasos a seguir en el proceso internacional que Bolivia instauró contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

La Corte ha anunciado que el 1 de octubre se conocerá el resultado del proceso y las esperanzas de Bolivia están puestas en una resolución favorable, es decir que Chile se vea forzado a negociar una salida soberana al mar para el país. Eso es lo que Bolivia demandó, que la Corte conmine a las autoridades chilenas a negociar de buena fe, y con un plazo determinado, la cesión de una salida soberana al mar.

Para el país otras opciones también serían consideradas como una victoria: solo “sugerir” a las partes una negociación ya sería visto por los bolivianos como un relativo éxito, considerando que ello implicaría tener el respaldo de una corte internacional en referencia a la demanda marítima.

En el fondo, es muy concreto lo que pide Bolivia y se basa en una frase: sentarse a negociar para intentar lograr una solución.

El país, sin embargo, tampoco debe magnificar lo que puede conseguir de esa eventual negociación. Si la Corte no fija un plazo y unas condiciones mínimas, Chile siempre podrá alargar los tiempos y las formas de cómo se podrían realizar dichos contactos.

Es allí donde los bolivianos debemos tomar la iniciativa y ser pragmáticos. Ningún Gobierno del país vecino va a aceptar nunca, incluso por limitaciones constitucionales, que su territorio se reduzca. ¿Se puede incluir una posible compensación, que sea territorial? Esa idea, que antes era inaceptable para la mayoría de los bolivianos, ahora, según algunas encuestas, es admitida por una parte de la ciudadanía.

El canje territorial, en ese sentido, puede ser la llave para que esta demanda histórica pueda avanzar hacia su obtención. Los futuros negociadores bolivianos tienen que ser sagaces, a la vez que prudentes, imaginativos y de trato afable. Sin duda que Bolivia tiene entre sus especialistas a esas personalidades. El estilo ríspido y confrontacional -tan frecuente en algunas autoridades, especialmente chilenas- es precisamente el opuesto al que se necesitará en la fase pos-Haya.

Bolivia podría estar a las puertas de un momento histórico de gran trascendencia. Morales fue el único mandatario que tuvo la audacia de presentar una demanda internacional y eso debe ser reconocido.

El plan, sin embargo, comprometió y compromete a todo un pueblo y, como se ha visto, recibe aportes sin distinciones políticas ni ideológicas. Este será un triunfo de todos.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

188
119

Otras Noticias