Editorial

Futura composición del Legislativo

viernes, 04 de octubre de 2019 · 00:15

Entre los varios elementos que ofreció para el análisis la más reciente encuesta de Página Siete son los datos que entregó sobre un aspecto que puede ser clave en el futuro: la composición del Senado y, por añadidura, la de la Cámara de Diputados.

Puesto que la mencionada encuesta fue, en esta ocasión, de alcance urbano-rural debido a su amplia muestra (3.600 entrevistas, el sondeo más grande realizado por la empresa Mercados y Muestras para Página Siete), sus resultados permiten hacer un análisis departamental. Con esos datos, el MAS tendría en el Senado 20 escaños, Comunidad Ciudadana, 14 y Bolivia Dice No, dos. Por lo tanto, el oficialismo estaría lejos de los 24 senadores que se requieren para lograr dos tercios, aunque todavía tendría mayoría.

Sin embargo, esos resultados se obtienen sin que se asignen los indecisos, que son alrededor del 20% como promedio nacional. Si se asignan esos indecisos de manera proporcional al voto de cada candidato, el resultado obtenido sería de 18 senadores para el MAS y 18 para la suma de Comunidad Ciudadana y BDN. Sería un empate que podría paralizar a la Cámara de Senadores.

Una situación similar podría darse en la Cámara de Diputados, con un virtual empate entre las fuerzas actualmente opositoras y las del MAS.

O sea que, sea quien sea que gane los comicios de octubre y la eventual segunda vuelta de diciembre, podría enfrentarse a la posibilidad de gobernar sin contar con mayoría congresal o, por lo menos, de no tenerla en una de las dos cámaras.

Ello implica una serie de desafíos para el sistema político,  ya que podría significar el retorno de una etapa de inestabilidad que había estado ausente en el país durante una década. Entre 2000 y 2005 el país vivió una etapa de conflictividad y tensión, que afectó también al desempeño económico, y que fue resuelto progresivamente con las amplias victorias de Evo Morales.

Otra opción, algo diferente, podría ser ésta: debido a lo reñido de la elección que se avecina, podría generarse una etapa de bloqueo del Legislativo al Ejecutivo, como el que se ha registrado en meses pasados en Perú, que terminó con un presidente exasperado, como Martín Vizcarra, disolviendo el Congreso. Mesa también fue, durante su gobierno, víctima de las veleidades del Parlamento.

Por lo tanto, en la nueva época que se avecina a partir de enero de 2020, al margen de la consabida conflictividad boliviana, los partidos deberán hacer mayores esfuerzos por generar consensos y, de hecho, casi no podrá haber imposiciones, como las que han caracterizado a los últimos 14 años de hegemonía del MAS.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

111

Otras Noticias