Editorial

70 aniversario de la República Popular China

sábado, 05 de octubre de 2019 · 00:15

El Gobierno chino celebró esta semana, con un desfile en el que participaron 16.000 soldados, el 70 aniversario de la fundación de la República Popular, es decir del régimen comunista. El desfile militar fue el mayor en la historia china y fue usado por el Gobierno para mostrar su poderío militar y tecnológico.

Dentro de China, Mao fue al principio enaltecido por haber unido al país después de la invasión japonesa y la larga y cruenta guerra civil que enfrentó a comunistas y nacionalistas hasta 1949. Pero, pronto se vio su carácter atrabiliario, que con sucesivas medidas hizo a su pueblo más pobre y más subyugado que nunca. Durante la Revolución Cultural, por ejemplo, en un intento de retorno a una vida campesina, murieron dos millones de personas durante las persecuciones políticas que se desataron contra cualquier disidente y cualquier acusado de serlo.

En otro experimento fallido de Mao, denominado El Gran Salto Adelante, murieron de hambre y persecución 30 millones de personas y la economía sufrió consecuencias enormes. Nada de eso le ha afectado a su imagen y Mao sigue siendo venerado hoy.

No fue sino hasta que Mao falleció, en 1976, y Deng Xiaoping tomó el poder y recondujo la economía hacia políticas de apertura, que China empezó a mejorar económica y socialmente. En 1978, y tras 30 años de régimen maoísta, un 90% de los chinos vivían en extrema pobreza, según la definición del BM. Ese porcentaje bajó al ¡2% en la actualidad!

No ha habido otro ejemplo de crecimiento económico como el de China en toda la historia de la humanidad. Ni los exitosos ejemplos de Japón, Taiwán o Corea del Sur se comparan en el volumen y duración de la expansión de la economía china. China es hoy una potencia industrial, tecnológica, financiera y comercial de dimensiones únicas. En sólo 40 años desde la apertura iniciada por Deng, China pasó de ser una economía marginal a la primera del mundo, sobrepasando en los últimos años a EEUU y Japón.

Pero si Deng abrió la economía, no hizo lo mismo con la política. En primer lugar ordenó la masacre de Tiananmen, en la que murieron miles de estudiantes que deseaban liberarse de la dictadura comunista. Hoy, el país sigue siendo gobernado por un grupo de dirigentes, muchos de ellos pertenecientes a las mismas familias que lucharon con Mao en la guerra civil, y las libertades de pensamiento, religión, expresión y prensa están virtualmente anuladas. El Gobierno, por ejemplo, realiza una censura muy eficiente de internet, que hace que un ciudadano chino promedio no se entere de los abusos y excesos que comete el régimen, los grandes hechos de corrupción, o los conflictos sociales. Nunca hubo una minoría tan efectiva, capaz de controlar durante décadas a más de 1.000 millones de personas.

Deng, de todos modos, había dejado como herencia la idea de que los líderes chinos no deberían poder ser reelegidos, para iniciar una suerte de alternancia en el poder, aunque fuera dentro de los límites del partido comunista. Esta premisa ha sido rota por Xi Jinping, el presidente actual, más autoritario que sus antecesores, y quien hizo cambiar esa norma para que se permita su reelección indefinida como líder supremo.

Si algo ha arruinado las grandes celebraciones chinas por el 70 aniversario, que se realizarán durante todo el mes de octubre, ha sido la revuelta que se vive en Hong Kong, una región que China recuperó de manos británicas en 1997 bajo el compromiso de mantener sus libertades y Estado de derecho durante 50 años. Pero Xi incumplió su palabra y ha intentado ejercer el mismo autoritarismo en la próspera isla que es una de las regiones administrativas especiales que existen en China.

En Hong Kong, ya por cuatro meses, la población protesta violenta y resueltamente contra el dominio comunista, intentando no perder los derechos de los que todavía goza. La dura represión policial no ha quebrado ni el espíritu ni la masividad de esas protestas. Hong Kong demuestra que, junto con la reducción de la pobreza y el aumento del consumo, a la ciudadanía también le interesa la libertad.

 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

30
1

Otras Noticias