Editorial

Quirófanos sin luz y entre aguas servidas

miércoles, 13 de marzo de 2019 · 00:15

No es una novedad que los hospitales del complejo de Miraflores presenten problemas por su antigüedad y por sus conocidas carencias, sin embargo, lo que ha ocurrido en los últimos días es inadmisible. 

La anterior semana, tanto el Hospital del Niño como el de la Mujer quedaron sin servicio de electricidad durante 45 minutos, lo que en un hospital puede significar la vida o la muerte de los pacientes. Los médicos tuvieron que alumbrar el servicio de emergencias con sus celulares. ¿Cómo puede ocurrir eso en un hospital de tercer nivel de la sede de Gobierno del país?

No sólo eso, sino que los médicos tuvieron que hacer un trabajo de ventilación manual para mantener a los pacientes con vida. Durante el corte de electricidad estuvieron en riesgo los neonatos y los pacientes de terapia intensiva.

Cualquier hospital de esas características debería tener generadores para emergencias como la señalada. Y, de hecho, el del Niño y el de la Mujer tienen generadores, pero los equipos no reciben mantenimiento desde hace cinco años. Esa es la explicación de por qué no funcionaron.

Eso no es todo. Después de la crisis por la falta de luz sobrevino la crisis por la inundación de los quirófanos del Hospital de la Mujer.

 El viernes, también de la anterior semana, cuando los personeros de salud se alistaban para ingresar a una cirugía, sintieron que el piso se hundía. Las cañerías del alcantarillado habían colapsado y todo se estaba anegando, nada más y nada menos que por aguas servidas. Frente a eso, los tres quirófanos de ese centro fueron cerrados para su refacción.

La pregunta es dónde están naciendo ahora los bebés que tenían que llegar al mundo por cesárea en el Hospital de la Mujer, y dónde están siendo operadas las mujeres que padecían de tumores. 

Las condiciones de los hospitales son cada vez más deplorables y en esas condiciones es una ilusión creer que todos los bolivianos están recibiendo atención de salud gratuita gracias al Sistema Único de Salud (SUS). A esto se suma el hecho de que la Gobernación de La Paz no acepta la entrega del control de  los hospitales al Gobierno.

 Ante la situación de crisis, el Gobierno envió una comisión al Hospital de la Mujer y dijo que si se suscribiera el acuerdo para la implementación del SUS las condiciones mejorarían. El Gobierno destinó fondos para suplir las carencias de los hospitales para la aplicación del seguro.

Ya es hora de que Gobierno y Gobernación se pongan de acuerdo para bien de los pacientes. La pelea política no le hace bien a los ciudadanos, que no pueden acceder a la salud ni gratuita ni pagada.

 

 

122
5

Otras Noticias