Editorial

La renuncia de Ceballos

martes, 14 de mayo de 2019 · 00:15

La presión de algunos medios de comunicación y de legisladoras del oficialismo y oposición logró finalmente que el magistrado del Tribunal Constitucional Orlando Ceballos presentara su renuncia al cargo, debido a las acusaciones que pesan sobre él de haber golpeado repetidas veces a su esposa.

Ante una suerte de desinterés del Ejecutivo en el caso (el ministro Héctor Arce sólo emitió declaraciones al inicio del escándalo), finalmente Ceballos hizo lo que debió hacer semanas antes: alejarse del cargo.

Este tema tiene varias vertientes: una es que no es posible tolerar la violencia machista contra una mujer. Todos debemos trabajar porque este fenómeno se elimine de la sociedad, en la que está muy arraigado. Pero, de cargos del Estado deben ser simplemente echados los que cometen esas faltas. Según la ley, supuestamente nadie, como funcionario público, puede aspirar a un cargo si es que pesa contra él una denuncia de violencia. Pero ello resultó no ser tan claro en este caso: Ceballos, durante casi dos meses, mantuvo su posición firme de no dar un paso al costado y no había manera de forzarlo a que lo hiciera.

La denuncia que presentó su esposa el 10 de marzo pasado en la Policía establece que los malos tratos empezaron junto con el matrimonio. Ese día, cuando ella le pidió una explicación sobre un viaje que éste había realizado, Ceballos se molestó y le dio golpes de pie y de puño, uno de ellos en el vientre, y le dejó hematomas en la espalda, ojo izquierdo y brazo izquierdo. Además de proferir insultos de la peor ralea.

La esposa, quien  trabaja en el Consejo de la Magistratura, presumiblemente gracias a la influencia de Ceballos, aceptó retirar la demanda y con ello la pareja buscó dar fin con el asunto. Pero el escándalo ya estaba instalado y la presión de las legisladoras hizo que continuara hasta forzarlo a renunciar. Ahora, la Fiscalía debe proseguir la investigación porque el caso es, obviamente, de interés público.

Si ese es el tema principal aquí, es decir la tolerancia cero que se debe tener con quienes maltratan a una mujer, existe otro: que se ratifica que la manera en la que el Legislativo elige a los candidatos a magistrados implica un verdadero escándalo. Para asegurarse de que los candidatos sean luego sumisos al Ejecutivo, se permite que cualquiera postule. ¿Cómo un violento como Ceballos pasó todos los controles del Legislativo?

Lo mismo se puede decir de los magistrados del Tribunal Supremo, del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo Electoral de las anteriores gestiones, con acusaciones de todo tipo, desde acoso sexual, hasta enriquecimiento e incumplimiento de funciones.
 

 

Confidencial

Si te interesa obtener información detallada sobre el proceso electoral, suscríbete a P7 VIP y recibirás mensualmente la encuesta electoral completa de Página Siete.

Además, recibirás en tu e-mail, de lunes a viernes, el análisis de las noticias y columnas de opinión más relevantes de cada día.

Tu suscripción nos ayuda no solo a financiar la encuesta sino a desarrollar el periodismo independiente y valiente que caracteriza a Página Siete.

Haz clic aquí para adquirir la suscripción.

Gracias por tu apoyo.

129
27

Otras Noticias