Editorial

Militarización de los aeropuertos en Beni

viernes, 21 de junio de 2019 · 00:15

No debe ser considerada como una coincidencia que todos los hallazgos de droga boliviana se realizan en el exterior. Decenas de toneladas han sido encontradas en Bélgica, Paraguay, Argentina y Brasil. El modus operandi de las bandas de narcotraficantes es llevar la droga hasta lugares relativamente remotos de  Beni y Santa Cruz, y de allí recogerla  en avionetas que pasan la frontera a los países vecinos. 

Pero pocas veces se halla algo de esta mercancía en Bolivia. La explicación es que el narcotráfico está tan coludido con instancias del  Gobierno y de la Policía que existe una protección de facto a esa actividad.

Los escándalos en este sentido son conocidos desde hace años. La circulación de fotografías de dirigentes del MAS relacionados con el narcotráfico, posando con altas autoridades de Gobierno, data de una década atrás. 

Las autoridades nunca movieron un pelo al respecto, ni siquiera se han dado explicaciones. Incluso los casos en los que los narcotraficantes se mostraban en fotografías con el propio presidente Evo Morales eran desdeñados por las autoridades. 

Pero ahora algo ha cambiado, es tal la cantidad de denuncias y hechos que se reportan que,  a cuatro meses de las elecciones generales, las encuestas señalan que el tema del narcotráfico, sumado al de la delincuencia y la corrupción, le preocupa a la mitad de la población boliviana. Entonces, resulta indispensable que las autoridades demuestren un  poco de firmeza en este tema.

El fin de semana pasado, el Gobierno militarizó los aeropuertos de Trinidad y Santa Ana del Yacuma. Decenas de fiscales y peritos ingresaron a más de 60 hangares para requisar decenas de aeronaves. ¿Sorpresa? No encontraron nada. Fue una gran movilización, con muchas cámaras, pero pocos resultados. De las 130 avionetas reunidas, dos de ellas tenían indicios de haber realizado actividades vinculadas al tráfico de drogas en el pasado (no se entiende por qué, si se conocía ese dato, no fueron investigadas oportunamente), y una mostraba una placa “clonada”. 

Paralelamente, la Policía dijo que el 60% de las avionetas que despegan oficialmente del aeropuerto de Trinidad, es decir unas 70, aterrizan en pistas clandestinas de zonas remotas del departamento de  Beni. O sea que sólo se descubrieron a tres avionetas, de unas 70 que se dedican al trabajo del tráfico de drogas.

Otra de las cosas que han prometido ahora las autoridades es colocar radares en todo el país para controlar el tráfico de drogas. La promesa data de 2015. Pero hasta ahora, cuatro años después, han sido probados sólo dos de ellos…

 

14
132

Otras Noticias