Editorial

Audio revela que Gutiérrez es inocente

miércoles, 10 de julio de 2019 · 00:15

Cualquier observador independiente ya sabía lo que se ha confirmado mediante un audio divulgado por este diario: que el exdirigente de los cocaleros de Yungas, Franclin Gutiérrez, es inocente y está detenido como una manera de castigo por sus posiciones  contrarias al gobierno.

En agosto de 2018, un numeroso contingente de policías llegó a la zona de La Asunta, en Yungas, y reprimió a un grupo de cocaleros, a los que acusó de tener relaciones con el tráfico de drogas. En la refriega, murió un uniformado, aparentemente atacado con un arma de fuego que estaba supuestamente en poder de los productores de coca.

Pese a no contar con ninguna prueba, el Ministerio de Gobierno y la Policía acusaron a Gutiérrez, que no se encontraba en el lugar donde murió el policía, de ser el “autor intelectual” del asesinato. Por ello fue detenido y está preso en San Pedro  hace 10 meses.

Lo que el audio revela es crucial: se escucha al exfiscal Carlos Mariaca decir que no existen pruebas contra Gutiérrez y que no acusaría al cocalero. Mariaca dice otra cosa muy grave: que un ministro lo llamó por teléfono para impulsar el caso y que él le respondió que actuaría de acuerdo a ley. Los ministros que según denuncias de afectados suelen presionar a los jueces y fiscales son Carlos Romero, de Gobierno, y Héctor Arce, de Justicia. En este caso, como el tema de la represión a los cocaleros de Yungas es responsabilidad de Romero, es posible (pero no hay cómo probarlo) que haya sido él quien llamó.

Mariaca prefirió ser retirado como fiscal antes que cometer una falta, pero inmediatamente el Ministerio Público lo reemplazó con alguien dispuesto a seguir con la acusación. El fiscal Fernando Atanacio denunció a Gutiérrez por los delitos de asesinato, portación de armas, atentado a servicios básicos, atentado a servicios de transporte y otros.

También de manera diligente, el juez octavo de Instrucción en lo Penal, Orlando Rojas, envió al dirigente cocalero al penal de San Pedro y luego rechazó los cuatro pedidos de medidas cautelares presentadas por Gutiérrez.

Rojas tiene una larga lista de denuncias de parte de algunos litigantes. Uno de esos casos llegó hasta el Consejo de la Magistratura, que prometió sancionarlo por haber ordenado la detención del enfermero Miguel Ángel Coria, acusado sin pruebas de matar a su esposa (que simplemente había viajado a otra localidad). La investigación prometida por el Consejo de la Magistratura no logró ningún resultado y Rojas pudo mantenerse como juez para seguir haciendo de las suyas.

El audio difundido por Página Siete, por ello, es de alta importancia. Demuestra lo que todos ya sabían, que el gobierno se ensañó contra Gutiérrez por oponerse a las políticas gubernamentales. El oficialismo, y su “fuerza de choque”, como son los fiscales y jueces, tenían que darle un escarmiento a Gutiérrez y ratificar la política gubernamental contra los dirigentes sociales: si es que muestran independencia o, peor, son críticos, los espera la cárcel.

Gutiérrez era un dirigente de las filas del MAS, pero cuando en 2017 fue aprobada la Ley de la Coca que legalizó 7.700 hectáreas de cocales en el Chapare  se alejó del oficialismo y se convirtió en un líder contrario. Y es en ese momento que el gobierno lo declaró su enemigo y decidió darle un escarmiento. Hoy se puede decir que Gutiérrez es un preso político.

Este caso tiene una estremecedora similitud con otro audio publicado por Página Siete el año pasado: el que permite escuchar la voz de la exjueza Patricia Pacajes, quien aseguró que el médico Jhiery Fernández, acusado de violar y matar a un bebé, era inocente. El audio demostraba que “jueces y fiscales”, además del exfiscal general Ramiro Guerrero, sabían de su inocencia, pero que Fernández debía ser nomás acusado. 

Uno de los más preocupantes rasgos del gobierno es su capacidad de acusar, sin pruebas, a personas inocentes. El MAS dice que tiene pruebas que incriminan a Gutiérrez: es hora de conocerlas.
 

 

32
218

Otras Noticias