Lo que nos muestra el Arenavirus

domingo, 14 de julio de 2019 · 00:14

Cuando en el ambiente se electoraliza y se politiza, se pierden de vista los problemas de fondo y todo se trata con el barniz del cuidado por el voto. Quizás por eso, la terrible realidad que ha desnudado la presencia de un virus extraño y mortal, que se ha llevado -hasta donde se sabe- la vida de tres personas (dos de ellas médicos), no ha merecido más que llamados a la calma y anuncio de que todo está bajo control. 

Aunque efectivamente, nada indica que haya una epidemia y es aconsejable la prudencia en estos casos, lo cierto es que poco eco han tenido en las autoridades los reclamos de los médicos y su preocupación por la situación del sistema de salud y la seguridad del personal que se desempeña en este sector. 

Luego de la muerte del gastroenterólogo Gustavo Vidales, y con otro galeno en estado crítico por el virus, los médicos declararon estado de emergencia y convocaron a un paro para demandar al Gobierno mejores condiciones para el ejercicio de su profesión y una mayor inversión para el sistema nacional de salud. 

“Preferimos perder un día de sueldo a perder la vida como la ha perdido el doctor Gustavo Vidales. Vamos a exigir las condiciones de salud necesarias, porque creemos que estamos expuestos a todo lo que refiere a las infecciones dentro de los hospitales”, dijo el presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea sobre el paro.

Los médicos de La Paz denunciaron que en los hospitales públicos sufren carencias que van desde barbijos hasta infraestructura adecuada para atender a los pacientes. Indicaron que no cuentan con condiciones elementales de bioseguridad y que se sienten vulnerables para atender casos como el Arenavirus. 

La respuesta del ministerio es que se han tomado todas las medidas y recaudos para la atención de los pacientes con este virus. Y se podría decir que es así: los médicos infectados estuvieron y están bajo vigilancia  para evitar el contagio, con uso obligatorio de barbijo y otras medidas. También se hizo seguimiento a todas las personas que tuvieron contacto con los pacientes; y finalmente, se espera los resultados de los exámenes sobre el virus encargados a Atlanta (EEUU). 

Sin embargo, quedan dudas sobre cómo se contagiaron los médicos, si es que tomaron las medidas   de seguridad adecuadas... 

El representante de la Organización Mundial de la Salud en Bolivia, Alfonso Tenorio, dijo que el brote de Arenavirus está en regresión y que “si llegara a ocurrir un nuevo caso en los próximos días, está el país y el gremio médico con mejores condiciones para atenderlo”.

Pero, el que se hayan tomado las medidas de profilaxis y se les haya dado a los médicos contagiados todos los cuidados del caso, no soslaya la preocupación de fondo, y esto es un sistema de salud excesivamente precario, con una demanda incontrolable y pocos recursos materiales y humanos; donde el personal cumple tareas esforzadas, en la mayoría de los casos,  sin condiciones básicas para su trabajo. 

¿O alguna de nuestras autoridades duda que esto es así?, ¿no basta acaso ver cualquiera de los hospitales del país para aceptar que la salud pública está en crisis?

Lo que ha hecho este virus es mostrarnos cuán improvisados somos en todo, especialmente en lo que requiere mayor cuidado, que es la salud. Los médicos no sólo son escasos sino que no pueden  resolver solos una solicitud que los sobrepasa. 

La Ministra de Salud dice que le “parece inaceptable usar un momento tan sensible (...) para generar miedo en los trabajadores de salud y justificar acciones de protesta”. ¿Y qué debemos hacer entonces?, ¿prender velas para rogar que la salud mejore y esperar a que se inviertan los recursos del Estado acertadamente para mejorar la calidad de vida de los bolivianos y garantizar la protección de todos, especialmente del personal de salud? Es momento de exigir coherencia y priorización. La salud debe estar primero, y se debe demostrar en estos casos, dando respuestas efectivas y estructurales a una crisis que no puede ser postergada hasta mejor momento.

188
1

Otras Noticias