Editorial

Foto estremecedora y crisis migratoria

miércoles, 03 de julio de 2019 · 00:15

La fotografía de un padre salvadoreño con su hija, ahogados boca abajo en el río Bravo, que separa a EEUU de México, es un espantoso recordatorio de la falta de respeto de los derechos de los migrantes en el mundo. Millones de personas, perseguidos por la pobreza, el hambre, la inseguridad y la violencia desean tener mejores días en lugares diferentes a los de su lugar de origen. La Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en ese sentido, coloca a la migración como un derecho humano. Todas las personas deberían ser autorizadas a buscar un mejor futuro en otras latitudes.

La fotografía de Alberto Martínez, de 25 años, y su hija Valeria, de menos de dos años, demuestra cómo ese supuesto “derecho humano”, no es tal. Hace cuatro años, otra fotografía terrible, la del niño sirio Aylan Kurdi, ahogado en una playa turca, también reflejaba esa dramática situación.

Algunos países han mostrado una notable apertura hacia esos viajeros y una disposición a resolver el problema. El caso más emblemático es el de la canciller alemana Angela Merkel, quien  se jugó parte de su capital político aceptando alrededor de un millón de sirios en su país.

En EEUU, en el sentido opuesto, incluso durante el gobierno de Barack Obama, la aceptación a los migrantes y a quienes piden asilo ha sido muy baja. Y en la actual administración la situación es cruel, con un mandatario deseoso de sacar los peores sentimientos de su base electoral para intentar reelegirse.

Es usual que en la frontera con EEUU existan migrantes, generalmente de países de la región. Muchos de ellos piden asilo por la situación en la que viven en sus lugares de origen y los menores de edad “no acompañados” son aceptados para ser enviados con sus familiares más cercanos dentro de EEUU.

La situación ha variado ahora porque, además de un aumento de esos pedidos de asilo, Trump ha generado una retórica malsana contra los latinos y evitado el tratamiento más razonable que se vivía en el pasado en este tema.

En los últimos días, la legisladora y activista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez denunció que las instalaciones que acogen a esos niños no acompañados por adultos se han convertido en virtuales “campos de concentración”, en los que los menores no obtienen comida suficiente, no tienen acceso a baños frecuentes, están hacinados y son castigados si no cumplen las ordenes de los guardias. Esos menores, hay que recordarlo, están solos, sin sus padres ni familiares directos. Algunos tienen dos o tres años de edad. Es una situación dramática, que no hace más que dañar la ya muy pobre imagen de EEUU  y que empezó a empeorar gravemente con la llegada de Trump al poder.

La ley establece que esos niños, unos 2.000 en total, no deben ser retenidos por agentes fronterizos por más de 72 horas antes de ser enviados al Departamento de Salud y Servicios Humanos, que es responsable de encontrar a su pariente más cercano en ese país.

Recientemente, las condiciones de uno de los centros de detención, el Clint, en Texas, se hicieron públicas cuando los investigadores, horrorizados por lo que vieron, filtraron a la prensa las pésimas condiciones en las que se encontraban los niños.

Una visitadora social denunció que en otro de esos centros de retención hubo un contagio de piojos, y que se les proveyó a los niños sólo dos peines para intentar quitárselos. La norma señala que cada persona afectada por el problema debe tener su propio peine, pero en este caso, decenas de niños tuvieron que compartir sólo dos de ellos, agravando la situación. Cuando uno de los peines se perdió, los guardias castigaron a los niños quitándoles sus frazadas y obligándolos a dormir en el piso de cemento.

Además, el gobierno de Trump prohibió que esos menores puedan acceder a juegos recreativos en el patio, como solía suceder hasta hace poco, por lo que realmente las instalaciones están cercanas a ser un campo de concentración. Esto no es propio de un país que se autodenomina como la más grande democracia del mundo.

 

 

79
28

Otras Noticias