Editorial

Jesús Vera y los candidatos criticables

martes, 30 de julio de 2019 · 00:15

Todos los partidos y frentes políticos estuvieron atareados durante semanas elaborando las listas de candidatos a diputados y senadores. En toda carrera electoral esos candidatos al Legislativo pueden tener un efecto positivo, pero también negativo, sobre la marcha de la campaña de las distintas agrupaciones.

Las listas del MAS son las que generan mayor interés. El partido de gobierno ha mostrado una estrategia, ya advertida inicialmente en 2014, de abrir sus postulaciones a sectores que no eran tradicionalmente del oficialismo.

El partido de gobierno ha incluido dentro de las franjas de seguridad a empresarios, actrices y otros personajes que buscan un acercamiento con sectores de clases medias, donde ha perdido mucha fuerza.

Algunos de esos candidatos son todo lo que el MAS criticó en el pasado, como “neoliberales” y “derechistas”, pero el pragmatismo es ahora la prioridad, que evidencia que se está moviendo hacia posiciones moderadas y centristas y que quiere abordar un espacio social más importante, desde sindicatos hasta empresarios. Casi como lo hizo el nacionalismo revolucionario durante largo tiempo.

Son también polémicas las postulaciones que hizo el MAS a dos mujeres que no tienen un perfil político: la ex-Miss Bolivia 2017, Gleisy Vera Noguer, quien había descartado su candidatura en 2018, y la actriz cómica María Renné Liévana, conocida por el personaje de televisión Estefani Brillit.

Entre decenas de candidatos oficialistas existen algunos que son francamente inaceptables. El exalcalde de Yacuiba, Carlos Brú, además de enfrentar serias acusaciones de corrupción, se hizo famoso por una frase machista y clasista de la peor especie: le dijo a la exministra de Salud Ariana Campero  que se quedara en su ciudad “cama adentro y patrón encima”. Luego agregó, a las otras mujeres asistentes al acto: “No se pongan celosas, si nos ordenamos alcanza para todos”. El MAS, que ya ha perdido todo escrúpulo, no castiga, más bien premia ese tipo de actitudes.

Otros dos candidatos son también lamentables: el dirigente de la Federación Departamental de Choferes, Mario Silva Coya, que recibió millonarias transferencias irregulares en su cuenta particular de peajes de carreteras, y el autodenominado “dirigente vecinal” Jesús Vera. Este último, manipulado por el oficialismo, se opuso a la marcha de la gestión del alcalde Luis Revilla y obstaculizó varias iniciativas importantes. En un momento dado, se opuso también a la Ley Municipal de Promoción de los Derechos de las Personas con Diversa Orientación Sexual, profiriendo muy primitivas opiniones misóginas y homofóbicas. ¿Su premio? Ser diputado masista.

 

 

338
7

Otras Noticias