Editorial

Cambio o continuidad en los programas

miércoles, 31 de julio de 2019 · 00:15

No es una novedad que los programas de gobierno no se difundan, no se debatan, ni se usen para emitir el voto. Los programas de gobierno suelen quedar, como un requisito burocrático, archivados en algún rincón del Tribunal Supremo Electoral y, ahora, en algún sitio web oficial. Sin embargo, lo ideal sería que las propuestas de país sean el eje de la campaña electoral y que la ciudadanía concurra a votar consciente del proyecto al que apoyará.

En una revisión de los planes, se puede advertir claramente que existen dos visiones de país: la del MAS que busca, y éstos son los verbos más usados, consolidar, preservar, dar continuidad, mejorar o concluir un proceso iniciado hace casi 14 años, y el de la oposición, que busca un golpe de timón en diversas áreas, sobre todo en lo político.

Los programas de Comunidad Ciudadana (CC) y Bolivia dice No (BDN), los dos opositores mejor posicionados en las encuestas, empiezan justamente declarando la urgente necesidad de hacer una reforma política para restituir la institucionalidad democrática, aspecto que, por supuesto, no es mencionado por el MAS, el partido que ha sido el causante de la vulneración a la Constitución y de la desinstitucionalización del Estado.

En ese marco, CC propone restablecer la vigencia del artículo 168 de la CPE, lo que implica que se anulará la reelección indefinida y que sólo se permitirá una reelección presidencial. BDN es más radical y propone restituir la República de Bolivia, que ha sido reemplazada por el Estado Plurinacional.

Los dos partidos opositores planean fuertes reformas en la justicia, la lucha contra la corrupción y la seguridad, aspectos que tienen que ver con la reinstitucionalización del Estado. Por eso, llama la atención que el MAS plantee “más justicia y seguridad; menos corrupción y burocracia”, no sin antes acusar al neoliberalismo de haber sido el causante del descalabro del Poder Judicial.

En lo económico, se pueden advertir tres sellos diferentes. Por un lado, el MAS pretende continuar con la exploración y explotación de reservorios de gas, apuesta nuevamente a la industrialización y a la diversificación productiva, en el entendido de que se avecina una caída de los ingresos por las exportaciones tradicionales.

Comunidad Ciudadana plantea una economía “postextractivista” con un fuerte sello ecologista. Por tanto, apunta al desarrollo sostenible, a la transformación energética y a una economía limpia basada en la diversificación productiva. De hecho, afirma que la “la última frontera extractivista” será la explotación del litio.

En este tema, el  “respeto a la Madre Tierra” es uno de los ejes del programa del MAS, lo que no deja de ser una paradoja, considerando que ese partido  intensificó la economía extractivista, amplió la frontera agrícola en favor del agronegocio, dispuso la exploración petrolera en áreas protegidas y insistió en construir una carretera por el Tipnis.

Bolivia dice No expone un fuerte sello liberal, con un Estado  capaz de generar las condiciones para que la empresa privada se desarrolle de manera competitiva. En ese afán, por ejemplo, plantea recuperar el sector hidrocarburos atrayendo nuevas inversiones y aumentando las exportaciones. Y, para la empresa privada propone reducir la cantidad de impuestos que se pagan actualmente, para generar las condiciones para la competitividad y el empleo de calidad.

Finalmente, todos apuntan al bienestar social, lo que incluye educación, salud y servicios de calidad. El MAS, cuyo programa está compuesto por los 13 puntos de la agenda del bicentenario, concluye ofreciendo felicidad, alegría y bienestar.

En los programas de los otros partidos no faltan las propuestas disruptivas. A sabiendas que no serán gobierno plantean un tren eléctrico aéreo por el Tipnis, el respeto a la vida desde la concepción, la legalización de la marihuana y otros.

Es de esperar que en esta campaña, además de emociones y guerra sucia, se difundan los programas para que el voto de octubre sea informado y consciente. 
 

 

62
6

Otras Noticias