Editorial

Coimas para la campaña en Bolivia

martes, 09 de julio de 2019 · 00:15

Antonio Palocci, el poderoso exministro de Hacienda de Lula da Silva y Dilma Roussef, ha decidido beneficiarse con una disminución de su condena por participar en actos de corrupción en el manejo del Banco Nacional de Desarrollo Económico (Bndes) haciendo escandalosas revelaciones. En su declaración ante la Comisión Parlamentaria de Investigación deslizó detalles de presuntas operaciones del exmandatario brasileño. Ha dicho que “en diversas oportunidades” entregó dinero en efectivo a Lula producto de sobornos de las constructoras Odebrecht y Andrade Gutiérrez, incluso describió cómo colocó dinero para Lula en una caja de whisky y la forma en que le dio más de 13.000  dólares en la caja de un teléfono.

Según el exministro, los pagos ilegales a Lula habrían tenido lugar durante el año 2012, después de que el empresario Marcelo Odebrecht acordara el desembolso de 15 millones de reales (unos cuatro  millones de dólares) al exjefe de Estado para la participación de Odebrecht en la construcción de la Represa Belo Monte.

Eso no es todo, también detalló las coimas que la constructora le pagó al PT para conseguir unos contratos en Angola y, de acuerdo a un reporte publicado recientemente en la revista Veja, sostuvo que Lula habría desviado personalmente más de 10 millones de dólares de esas coimas a las campañas políticas en Perú y Bolivia.

Anteriormente, un exejecutivo de Odebrecht confirmó que la empresa entregó aportes ilegales a los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, Pedro Pablo Kuczynski, así como a las candidatas presidenciales Keiko Fujimori y Lourdes Flores.

En Bolivia, el informe de la Comisión Legislativa que investiga el caso Odebrecht y Lavajato no halló responsabilidad del actual Gobierno; sin embargo, estas declaraciones ponen nuevamente el tema en debate, pues se habrían producido a partir de 2012.

En el MAS afirman estar abiertos a cualquier pesquisa, mientras que los candidatos  Carlos Mesa y Oscar Ortiz han pedido que se investiguen estas denuncias. Recordemos que Mesa ha sido acusado y es investigado en el marco del caso Lavajato; también se investiga a exministros  de su gobierno y del de Sánchez de Lozada, entre otros.

Aunque queda aún mucho por dilucidar en estas investigaciones que, además, han quedado marcadas por las denuncias de que jueces y abogados del Estado brasileño podrían haber acordado perjudicar a Lula; sin embargo, al parecer también habría que poner la vista en lo que sucedió durante este gobierno, que tuvo estrecha relación con el expresidente brasileño. La punta del ovillo está a la vista, la pregunta es quién la jala.

 

 

189
1

Otras Noticias