Editorial

Cúpula judicial, con el lodo hasta el cuello

jueves, 22 de agosto de 2019 · 00:15

Fueron posesionados hace poco más de año y medio año con la misión de transformar la justicia y demostraron que son más de lo mismo. Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, del Consejo de la Magistratura y del Tribunal Constitucional están envueltos en escándalos que van desde el fraude electoral hasta la violencia familiar, pasando por supuestos nexos con un narcotraficante, tráfico de influencias y posibles cobros a funcionarios designados.

Audio 1

En un primer caso está involucrado al magistrado del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Carlos Alberto Egüez, a quien se escucha en un audio presionar al juez de Beni Pedro Carvalho para que rechace una denuncia de secuestro de la notaria electoral Josefina Canchi y el fraude electoral en las elecciones judiciales de 2017.

Resulta que el acusado en este caso es Rollf Egüez, primo del magistrado Egüez, a quien la notaria acusó de haberla secuestrado y trasladado en una avioneta hasta Trinidad, donde la obligó a cambiar las actas para que Carlos Alberto Egüez fuera elegido magistrado, lo que finalmente ocurrió.

Rollf Egüez, el primo del magistrado, seguramente en pago por sus servicios, fue nombrado director administrativo y financiero del Órgano de Justicia en Beni, sin mediar concurso de méritos alguno, con un sueldo superior a los 15.000 bolivianos. Una vez dentro, adjudicó al menos 21 contratos la familia Egüez por un valor de 2,6 millones de bolivianos.

Audio 2

La trama dos empieza también con otro audio e involucra al decano del Consejo de la Magistratura, Omar Michel, cuyo hermano,  Juan Michel, presionó a la jueza de Tarija Minerva Tárraga, para que libere a un feminicida. En este caso, también fue mencionado en el audio el fiscal general, Juan Lanchipa, de quien Michel dijo que estaría al tanto del asunto.

Audio 3

El tercer caso también surgió por un audio que involucra, otra vez, al consejero Omar Michel y esta vez salpica al presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Antonio Revilla. Nuevamente Juan Michel, el hermano del consejero, es el protagonista de una conversación, en la que devela el cuoteo de cargos en el Órgano Judicial entre su hermano magistrado y el presidente Revilla. Incluso, habla de pagos que deberían hacer los funcionarios designados y que ambos se repartirían “mita y mita, mínimo”. Para salir del paso, Revilla presentó denuncia por el cuoteo de cargos y Michel acusó a su hermano de estar loco.

Caso 4

En este caso no hubo audio, pero la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (Felcn), cuando presentó los nexos del narcotraficante Pedro Montenegro, mencionó al magistrado del Tribunal Constitucional, Gonzalo Hurtado, entre los que se reunió con el narco. El acusado, por supuesto, negó las acusaciones y asunto cerrado.

Caso 5

Un bullado caso de violencia familiar involucró al magistrado del Tribunal Constitucional, Orlando Ceballos, quien tuvo que renunciar luego de que el MAS le amenazara con iniciarle un juicio de responsabilidades.

Un escándalo tras otro han ido enlodando a las altas esferas del Órgano Judicial, lo que indica que los nuevos magistrados, lejos de resolver la crisis están siendo parte de ella.

Estos magistrados han sido elegidos por voto popular, pero previamente, han sido seleccionados por la mayoría oficialista en la Asamblea Legislativa. Es por tanto, una responsabilidad política del MAS resolver esta crisis.

Los acusados deberían ser sometidos a juicio de responsabilidades para limpiar, al menos en alguna medida, la paupérrima imagen del Órgano Judicial.

Si ellos, que son las más altas autoridades del Órgano Judicial están involucrados en esta ola de escándalos, es probable que la cadena se extienda hacia los niveles medios y bajos. Una vez más, el ciudadano queda desprotegido porque quienes deberían darle seguridad y justicia están incurriendo en actos ilegales.
 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causado la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindibles para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Preguntas Frecuentes


   

84
191

Otras Noticias