Editorial

La homofobia de Peinado y Chi

viernes, 06 de septiembre de 2019 · 00:15

Lamentablemente la carrera electoral incluye a candidatos homófobos, anclados en prejuicios del pasado y en visiones ignorantes. Afortunadamente, esos candidatos tienen tan baja intención de voto, que son irrelevantes.

El que hace noticia ahora es Chi Hyun Chung, el desconocido médico y pastor que ha sido tomado por el PDC como candidato a la Presidencia, en medio de denuncias de pagos para ello. El doctor y pastor Chi ha señalado que los homosexuales deberían ser tratados mediante tratamientos psiquiátricos para que pueden cambiar de “doctrina e ideología”.

El doctor Chi, aparte de su falta de conocimientos médicos, algo imperdonable en un profesional precisamente de la salud, muestra también una confusión política que podría perdonársele a un alumno de tercero de primaria, pero no a un postulante a la Presidencia: asumir que la homosexualidad es una “doctrina e ideología” es, realmente, una estupidez. El buen doctor Chi es hoy el hazmerreír de círculos políticos.

Tal vez el doctor Chi, en las que suponemos largas jornadas de estudio de medicina, se olvidó repasar que la Asociación Norteamericana de Psiquiatría decidió retirar a la homosexualidad, en 1973, de la lista de los trastornos de salud mental. Luego vinieron todas las entidades médicas europeas y latinoamericanas. La OMS hizo algo similar en 1990. Insistir a estas alturas que los homosexuales pueden ser “curados” con tratamientos psiquiátricos es francamente ridículo.

Finalmente, el incauto doctor Chi ha expresado, sin prueba alguna que pueda sostener su opinión, que quienes son “transexuales” se arrepienten “10 años después”. Hay que reprimir la risa ante estas cosas.

El otro candidato que tiene ideas similares, y que también es un pastor evangélico, es Humberto Peinado, postulante a la Vicepresidencia con Víctor Hugo Cárdenas, el otrora líder progresista boliviano. Ambos participan con la sigla UCS.

Peinado también se ha lanzado contra los derechos de los homosexuales y ha defendido la “familia nuclear”, es decir la que está conformada por padre, madre e hijos. Al hacerlo, se ha mostrado discriminador no sólo con la población homosexual, sino con todos quienes son integrantes de modelos familiares diferentes, como hogares monoparentales, parejas sin hijos, o que directamente son solteros.

Como decíamos, afortunadamente estas candidaturas son marginales, con apoyo popular cercano a cero. Incluso esos frentes están en riesgo de perder su sigla si no alcanzan  3% de votación el 20 de octubre.

Una sociedad democrática es la que se construye respetando la voluntad popular, el Estado de Derecho y la tolerancia. Los pastores Chi y Peinado, por lo menos respecto de este tercer punto, están aplazados.
 

 

123
31

Otras Noticias