Editorial

El país merece una explicación de Arce

lunes, 12 de octubre de 2020 · 00:15

No basta con que el candidato del Movimiento Al Socialismo (MAS), Luis Arce Catacora, diga que el informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) es guerra sucia y que anuncie el inicio de un juicio en contra de sus detractores.

Arce fue ministro de Economía durante casi todo el gobierno de Evo Morales y ahora está entre los dos candidatos mejor posicionados para ganar las elecciones y, por tanto, debería explicar, depósito por depósito, de dónde proviene el dinero que ha llegado a sus cuentas bancarias mientras era autoridad del Estado o durante el lapso en el que dejó el cargo para un tratamiento de salud.

Arce debe explicar si realmente recibió dinero de los funcionarios del Ministerio de Economía, de empresas privadas y de entidades públicas. Debe decirle al país si realmente es dueño de seis bienes inmuebles, si su patrimonio creció en 878 mil bolivianos en un solo semestre y si sus jóvenes hijos fueron beneficiados con altísimos créditos bancarios.

El fugaz procurador general del Estado, Alberto Morales, estuvo en el cargo apenas 18 días, pero el tiempo le alcanzó para presentar un informe de la UIF sobre los movimientos financieros de Arce y de su esposa.

El informe abarca el lapso comprendido entre el 2006 y 2020, tiempo en el que se detectaron movimientos irregulares o no justificados por el valor de seis millones de bolivianos.

“Qué evidencia la UIF… movimientos económicos anómalos irregulares y sin justificación legítima en las cuentas del exministro y su familia”, dijo Morales en conferencia de prensa.

El informe también detalla que su secretaria le depositó a Arce 689.441 bolivianos y que otros seis funcionarios del Ministerio de Economía ingresaron a su cuenta, entre 2011 y 2019, 310.647 bolivianos. Por otro lado, se registran depósitos de empresas privadas y hasta de un dirigente sindical.

Era un secreto a voces que el MAS cobraba a sus funcionarios un porcentaje de sus salarios para el funcionamiento del partido, por lo que Arce tendría que aclarar si el destino de esos depósitos era para ese u otros fines.

Los datos lanzados están detallados, con montos, fechas y nombres de los depositantes, por lo que  decir que es guerra sucia en el marco de la campaña electoral no es suficiente.

Luis Arce suma hasta ahora cuatro denuncias penales, todas impulsadas por el gobierno de Jeanine Añez. Es probable que el exministro no tendría tantas acusaciones si no fuera candidato, pero precisamente por eso  debería explicar cada detalle de sus ingresos.

Los casos en los que está acusado Arce son Fondioc, porque era parte del directorio cuando se produjo el millonario desfalco; el de la Gestora Pública,  porque  durante su gestión  se pagó a empresas por la compra de software que nunca llegó a instalarse; por el caso Terrorismo debido a su supuesto apoyo a los bloqueos de agosto atribuido a sectores afines al MAS, y ahora por enriquecimiento ilícito.

El caso de la Gestora es, por ahora, el que reviste mayor claridad y gravedad. El gobierno del MAS pagó tres millones de dólares como adelanto de un contrato valuado en  5,1 millones de dólares a Sysde, pero esta empresa nunca entregó el software comprometido. 

Tras ese fracaso, la empresa colombiana Heinsohn fue contratada por 10,4 millones de dólares para la provisión de este software, pero la adquisición fue paralizada por el gobierno de Añez.

Lo que tiene a su favor el gobierno es que Añez ya no es candidata presidencial y entonces mal se podría decir que los juicios contra Arce tienen el objetivo de derribar a un oponente, pero también es cierto que el ala dura del Ejecutivo se ha ensañado con las exautoridades del MAS, lo que ha dado lugar a una sobreacumulación de denuncias y juicios.

Precisamente por eso es importante que Arce aclare, al menos, cuál es la situación de sus finanzas personales. Un servidor público y máxime si pretende ser el presidente del Estado debe ser transparente y, por tanto, no puede salirse por la tangente diciendo que son calumnias de sus oponentes. 

 
 

 

 


   

232
2

Otras Noticias