Editorial

El error de las encuestas

viernes, 23 de octubre de 2020 · 00:15

El cómputo oficial de las pasadas elecciones demostró la existencia de un masivo voto oculto a favor del MAS, que ninguna encuesta detectó. La mayoría de los indecisos votaron por Luis Arce, pero ocultaron su intención de hacerlo a las encuestadoras, y por ello nadie predijo la victoria del MAS en primera vuelta. El país entero se sorprendió con el resultado, incluyendo el propio masismo.

Desafortunadamente, la última encuesta realizada por Mercados y Muestras para Página Siete fue la más alejada del cómputo oficial porque se equivocó al predecir un empate entre Arce y Mesa, con 37% de votos válidos cada uno, cuando Arce logró un 55%  y Mesa un 29%, según el cómputo oficial. No obstante, es importante destacar que este resultado estuvo en el marco de lo posible, dado que la encuesta mostraba un 20% de indecisos, que terminaron votando por Luis Arce mayoritariamente.

Los ejecutivos de Mercados y Muestras explican que, además del voto oculto, la medición errónea del resultado electoral pudo generarse por el uso de encuestas telefónicas —inevitable por la pandemia—. Aunque se sospechaba que ello podía generar un sesgo, se asumió equivocadamente que el impacto iba a ser mínimo, por la alta penetración de la telefonía celular. Nunca antes se habían contrastado encuestas telefónicas con resultados electorales reales y como dice el dicho, la letra entra con sangre.

Un estudio de Mercados y Muestras basado en el análisis de sus  encuestas y grupos focales recientes, proporciona una explicación  de por qué se generó el voto oculto. Veamos: muchos ciudadanos que, enojados por los excesos y abusos de Evo, votaron por Mesa en la elección de 2019, está vez se decantaron por Arce ante la percepción de que él está más capacitado para sacarnos de la crisis económica, y por el desencanto con el fallido gobierno de Jeanine Añez, que no supo resolver los graves problemas por los que atraviesa el país. 

El estudio de la empresa encuestadora también señala que los indecisos ocultaron su intención de voto por el MAS porque no quisieron reconocer que votarían por un partido que un año antes había sido acusado de fraude electoral. Además, prefirieron retornar a la seguridad económica que percibían en el MAS para no arriesgar su economía familiar, antes que experimentar con un nuevo gobierno de Mesa, que podía volver a fracasar, como pasó con el de Jeanine. 

Por su parte, analistas del MAS consideran que el miedo a ser perseguidos por el aparato de represión dirigido por el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, pudo ser un factor que indujo a la gente a ocultar su intención de voto a favor de Arce. 

En todo caso, para Página Siete es  importante  señalar que se contrató a una empresa de prestigio, con la cual se ha venido trabajando los últimos años y que ha demostrado su seriedad midiendo los resultados de varios comicios pasados con precisión, por lo que damos fe de su alto nivel ético y profesional. Esta es una lección que impedirá un error semejante en el futuro.

Para la elaboración de encuestas electorales de este año, Mercados y Muestras cumplió estrictamente con el procedimiento establecido por el TSE, que incluye la presentación previa del formulario de preguntas, así como la entrega de grabaciones de las entrevistas telefónicas a los encuestados y la presentación de resultados al Tribunal antes de su publicación, lo que desecha la posibilidad de cualquier sospecha de manipulación de datos.

Las encuestas son, siempre lo hemos entendido así, instantáneas de un momento político; y reconocemos que el reciente ha sido altamente complejo. Por ello, Página Siete se disculpa ante sus lectores porque, aunque no elaboró y obviamente no modificó la encuesta, sí la publicó y con ello generó una percepción equivocada sobre el resultado electoral. El error no fue de mala fe y nos consterna porque nuestro objetivo es brindar siempre un trabajo periodístico de calidad a nuestros lectores. 

Le pedimos, a Ud., lector, lectora, nuestras más sinceras disculpas.

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

56
49

Otras Noticias