Editorial

EEUU: una elección con efecto Covid

sábado, 31 de octubre de 2020 · 00:15


El debate entre los candidatos a la presidencia de EEUU, el presidente Donald Trump y el exvicepresidente Joe Biden, fue mucho más normal que el primero: los candidatos se interrumpieron entre sí sólo ocasionalmente en lugar de constantemente y discutieron sobre grandes problemas como el coronavirus, la política exterior y más.

Pero el debate no fue normal según los estándares de casi toda la historia de Estados Unidos. No fue normal porque uno de los participantes, el presidente en funciones, decía una mentira tras otra. Lo hizo sobre el virus, Corea del Norte, China, Rusia, el cambio climático, su propia política de atención médica y los niños inmigrantes que fueron separados de sus padres.

Es difícil analizar un debate en el que, entre burlas y agresiones solapadas o directas, se advierten falsedades abiertas. El debate en elecciones es importante porque permite que se conozcan los candidatos, el votante le toma el pulso a sus ideas, su ingenio, su sentido del humor. Y por supuesto escucha sus propuestas, para luego tomar la decisión de a quién respaldar con su voto en los comicios. Pero, ¿cómo se supone que los votantes elijan entre dos planes de atención médica diferentes si un candidato inventa historias sobre ambos planes?

 Mientras aún se analizan las incidencias del gran debate final, y a pocos días de la disputada elección, el virus continúa haciendo de las suyas en EEUU. Varios de los estados más disputados en las presidenciales norteamericanas vienen mostrando fuertes aumentos en el número de casos, destacando Wisconsin, Ohio y Carolina del Norte, así como Arizona y Florida. El fuerte aumento de casos sólo refuerza el papel de la pandemia como tema central de la campaña electoral durante su recta final.

Trump empezó la campaña electoral con todos los indicadores a su favor: gran popularidad, una economía robusta e índices de desempleo en su nivel más bajo. Pero, el manejo de la pandemia se convirtió en su talón de Aquiles y podría decirse que se ha convertido en la pesadilla de su campaña. 

La estrategia de negar la contundencia del virus ha sido gradualmente desaprobada por los norteamericanos. A la fecha más de la mitad de ellos consideran que el gobernante condujo mal la política sanitaria. 

Actualmente, Estados Unidos promedia más de 70.000 casos diarios; un aumento del 40% en comparación con dos semanas atrás.

Con estos indicadores, el candidato demócrata ha visto aumentar sus apoyos en las encuestas, y es probable que pueda resultar ganador de los comicios. Será, fuera de dudas, una elección de la que el mundo entero estará pendiente.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos https://www.paginasiete.bo/contacto/

13
4

Otras Noticias