Editorial

Hotel Las Américas, tramoya cruel

lunes, 10 de febrero de 2020 · 00:15

Después de 10 años y 10 meses se cerró finalmente el caso del Hotel Las Américas, que inició el gobierno de Evo Morales contra un grupo de personas que tenían como objetivo realizar supuestos atentados contra el expresidente Evo Morales y Álvaro García Linera, entre otros actos terroristas. 

Este fue uno de los asuntos más oprobiosos organizados por el gobierno anterior. Presumiblemente con ayuda de la Inteligencia cubana, la acusación del Hotel Las Américas logró romperle el espinazo a la oposición cruceña.

El exfiscal Marcelo Soza, cómplice del gobierno anterior en este tema, realizó sindicaciones a decenas de personalidades cruceñas por las razones más nimias: en algunas ocasiones  por el hecho de figurar en una libreta de notas, en una computadora o por haber recibido alguna llamada telefónica, a veces de pocos segundos de duración. Soza está refugiado en Brasil.

El pánico que generó la acusación, debido al riesgo que entrañaba estar durante años en una cárcel, hizo que se produjera un desbande entre la dirigencia cruceña. Era comprensible. Muchos huyeron del país por esta causa, mientras otros tuvieron que pagar onerosas sumas al exfiscal Soza, según han denunciado, y otros varios simplemente fueron detenidos, sin pruebas contra ellos. En resumen, 39 personas fueron finalmente acusadas. El resultado fue que Morales y su régimen se sacaron de encima por una década a la oposición cruceña.

Durante casi 11 años los acusados fueron tratados con crueldad indecible: un militar de honor, como Gary Prado, fue humillado en las audiencias y no se tuvo compasión de él ni siquiera por su edad avanzada ni por su incapacidad. La única manera de salir de la cárcel era admitir culpabilidad. Algunos lo hicieron, desesperados por su injusta detención. Otros, no.

Existen dos hipótesis centrales sobre este caso: la primera establece que Eduardo Rózsa, que efectivamente dirigió un grupo irregular, fue traído desde Hungría, donde residía, ya manipulado por agentes de Inteligencia cubana. La otra posibilidad es que su organización fue infiltrada en cuanto llegó a Santa Cruz, en 2009. Al estar monitoreada por las fuerzas de seguridad de Bolivia, y quizás también de Cuba, en realidad esa organización no generó ningún riesgo para nadie en el país. Si algunas personas se sumaron a esta inopinada aventura, lo hicieron engañados por los propios agentes de Inteligencia que estaban supervisando los hechos.

Tampoco la organización, si se puede llamar así, cometió ningún atentado: con la información con la que se cuenta, ya se sabe que el explosivo de bajo poder que se instaló en la puerta del fallecido cardenal Julio Terrazas fue montado por el gobierno anterior.

Los tres acusados que murieron en el asalto al hotel, además, lo hicieron cuando estaban en calzoncillos y no generaron ninguna resistencia. No es verdad, como dijo el gobierno del MAS, que hubo un intercambio de disparos.

Finalmente, se sabe que Rósza y sus cómplices, sin ya chances de seguir con sus operaciones, habían decidido salir del país. Por ello el gobierno decidió apresurar el operativo. Las autopsias realizadas en el exterior a los tres cuerpos evidenciaron que muy probablemente fueron ejecutados.

El expresidente Evo Morales cometió, el mismo día del asalto al hotel, quizás el más grave error de su gestión: dijo que él había dado la orden a la Policía. Si efectivamente fueron ejecutados, ese es un crimen de lesa humanidad que perseguirá a Morales.

Ahora corresponde a la justicia investigar a los autores materiales e intelectuales de esta inhumana tramoya. Estos son, claramente, los exmandatarios Evo Morales y Álvaro García Linera, el exministro de Gobierno de entonces  Alfredo Rada, el exjefe de Inteligencia Luis Norberto Clavijo, el ex fiscal Marcelo Soza, entre varios otros que habrá que identificar con paciencia. También los jueces Sixto Fernández y Elena Gemio, manipulados por el gobierno anterior, deben responder por sus actos. Con todo, debemos alegrarnos que se acabó esta farsa.
 

 

226
3

Otras Noticias