Editorial

Políticos, incapaces de coordinar medidas

jueves, 19 de marzo de 2020 · 00:15

En estos días de emergencia, la población no sólo está sufriendo por el  coronavirus, sino por la incapacidad de sus autoridades de coordinar medidas antes de emitirlas.

La situación de mayor caos se vivió en Santa Cruz de la Sierra, donde la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, dispuso una sui géneris cuarentena total de cuatro días, mientras que a nivel nacional el gobierno de Jeanine Añez decretó cuarentena nacional hasta el 31 de marzo, pero sólo de 17 horas a cinco de la mañana. La gente, con justa razón, se preguntaba cuál de las normativas cumplir, aunque ayer finalmente llegaron a un acuerdo.

La situación es parecida en otros departamentos porque el decreto de cuarentena nacional fija unos horarios y las disposiciones regionales establecen otros, como en Cochabamba, Tarija y otras regiones. Esto tiene efectos contradictorios en la atención de mercados, transporte público y otros.

El fondo del asunto es que la crisis del coronavirus encontró a Bolivia en campaña electoral y, aunque parezca increíble, se están haciendo cálculos políticos a la hora de acatar o dejar de acatar tal o cual norma.

La presidenta Jeanine Añez es a la vez candidata presidencial de Juntos, mientras que la Alcaldía de Santa Cruz tiene cercanía y hasta candidatos dentro de las listas de Creemos, que postula a Luis Fernando Camacho. En cambio, la Gobernación cruceña está a cargo de Demócratas, el partido de la Presidenta y por eso esa institución apoyó desde el primer momento las medidas nacionales.

En el caso de Tarija, la Gobernación también está alineada con Camacho, mientras que en Cochabamba esa instancia está manejada por el MAS.

Ese panorama, sumado al miedo que cunde entre sus ciudadanos, ha llevado a las autoridades regionales a tomar sus determinaciones al margen de las decisiones del Gobierno central.

La ola de normativas regionales, municipales y hasta comunales ha llevado al Gobierno central a cambiar de estrategia varias veces incluso en un mismo día. Por ejemplo, este martes al mediodía, la Presidenta anunció el endurecimiento de medidas, pero sin prohibir la circulación, pero por la noche ya tuvo que dar ese paso más y decretar la cuarentena nacional para no quedar desfasada de las normas locales.

Si bien las gobernaciones y las alcaldías son autónomas, en una situación de crisis como la que estamos atravesando, lo lógico sería que las autoridades coordinen para no perjudicar a la gente. 

No necesitan reunirse físicamente, pueden hacerlo mediante videoconferencia. Medios existen, lo que falta es voluntad política para dar certidumbre a la gente en este momento delicado.

 

11
4

Otras Noticias