Editorial

La difícil competencia demócrata

sábado, 7 de marzo de 2020 · 01:15

La carrera por quién será el candidato demócrata que se juegue la vida por derrotar a Donald Trump en las próximas elecciones norteamericanas está en su máximo apogeo.

El senador Bernie Sanders, considerado socialista y hasta comunista en EEUU, se impuso en este “supermartes” en California, el premio gordo de las primarias al ser el estado más poblado del país (otorga 415 delegados para la convención demócrata).

Hasta entonces, la balanza parecía inclinarse a favor del exvicepresidente Joe Biden, quien salió ganador en nueve estados frente a los cuatro de Sanders. 

Bernie Sanders se anotó victorias en Colorado, Utah y Vermont, donde es senador; mientras que Biden se impuso en siete estados del sur -Arkansas, Oklahoma, Tennessee, Alabama, Virginia, Carolina del Norte y Texas-, uno del medio oeste -Minesota- y uno del noreste, Massachusetts. La victoria en Texas, el segundo estado más grande del país, que otorga 228 delegados a la contienda, representó el triunfo más importante para Biden.

Con estos resultados, la definición del futuro rival de Trump y los republicanos estará entre el “izquierdista” y el exvicepresidente. 

Pero, ¿qué significa eso para el futuro político de EEUU? Es difícil prever una derrota de Trump, quien por su parte va camino de arrasar en las primarias republicanas, pero el debate en este momento se centra en cuál de las opciones demócratas será más potable para enfrentar a Trump.

Para algunos, el perfil de Biden es mucho más creíble y menos “peligroso” o extremista para el público conservador de ese país, que considera, como decíamos, que Sanders es prácticamente un comunista dogmático, cuando sus postulados apenas rozan la socialdemocracia europea. Pero, por otro lado, al ser una figura divisoria y polarizadora, también genera gran interés. 

Bernie Sanders ha ofrecido una serie de medidas que suenan a un “american dream”  para buena parte del país -aumentar el salario mínimo, garantizar que las mujeres ganen lo mismo que los varones, mejor educación y la salud-. Recordemos que el gobierno de Donald Trump se ha caracterizado por medidas duras y polémicas, especialmente las relacionadas a la salud, a las migraciones, y a los derechos de las mujeres, temas en que el actual mandatario ha dado pasos en sentido inverso.

En todo caso, esta puede ser la oportunidad dorada para un Bernie Sanders que ha disputado sin éxito varias veces la opción de ser el candidato demócrata. 

Mientras tanto, el inefable Trump rebosa seguridad y se mofa de sus probables contendientes demócratas. Habrá que ver qué pesa más en los electores.

 

 

14
8

Otras Noticias