Editorial

Dudosos remedios para nuestro mal

martes, 14 de abril de 2020 · 00:15

Después de un milagro que haga desaparecer el virus o uno que cure a todos los contagiados, lo que más queremos en este momento, como humanidad, es un remedio contra el coronavirus. En ese deseo está unido el planeta entero. Al menos eso ha logrado el virus: unir a la humanidad en un solo deseo.

Desde el inicio de la pandemia se ha hablado de posibles remedios contra el virus. Nunca han faltado los que tienen remedios infalibles contra males incurables; es uno de los negocios más antiguos de la humanidad. El que más ha sonado en esta pandemia son la cloroquina y la hidroxicloroquina, productos usados para combatir la malaria, el paludismo, la artritis y el lupus, y que algunas personas alegan que también sirve para combatir el coronavirus. 

El propio presidente Trump anunció hace unas semanas que se usaría en EEUU y más recientemente, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha ido hasta Marsella a entrevistar al médico francés Didier Raoult que defiende el uso de la hidroxicloroquina y la azitromicina para combatir el virus. Sin embargo, el propio presidente francés ha aclarado que la visita no implica reconocimiento del tratamiento  y tanto las autoridades norteamericanas como las chinas, así como otros científicos cuestionan que se haya demostrado su efectividad.  Es verdad que el medicamento se usa en tratamientos contra el Covid19, pero su uso debe ser evaluado por un médico según la evolución de cada paciente. De cura, como vemos, nada.

Asimismo, no podemos dejar de observar el desatino de la recomendación del Viceministro de Medicina Tradicional e Intercultural de que el eucalipto, la wira wira y la manzanilla forman parte de un grupo de 14 plantas que -según un estudio oficial- fortalecen el sistema inmunológico, lo que es fundamental en la pandemia de Covid-19. No se puede negar el efecto benéfico de algunas plantas, pero sería más prudente que se evitara ofrecer recomendaciones que alimentan falsas expectativas. 

En estos tiempos, incluso para los medios de comunicación, es difícil separar la paja del trigo, ya que es incontrolable la cantidad de información que circula sobre remedios, consejos y curas sobre este virus; sin embargo, conviene que el lector reflexione antes de seguir algún consejo sin el respaldo y la vigilancia de un médico: jugar con la información sobre estos temas, así como seguir consejos médicos sin una vigilancia profesional puede ser tan riesgoso como la propia enfermedad.

Los medios tenemos que ser críticos y autocríticos sobre este punto. Demás está decir que un medio no puede ni se debe pronunciar sobre un debate científico de esta trascendencia. Esperamos naturalmente que se encuentre lo antes posible un tratamiento accesible para toda la población.
 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

49
1

Otras Noticias