Editorial

La edad y el virus

jueves, 2 de abril de 2020 · 00:10

Uno de los aspectos más dramáticos de la pandemia que vivimos es la cantidad de ancianos muertos por la enfermedad.

La letalidad de este virus es mucho más evidente en personas de más edad, y aunque no excluye a los más jóvenes, parece ensañarse con quienes llevan más años en las espaldas y por tanto más vulnerabilidad y fragilidad.

Aunque lo que representa la población de ancianos cambia de acuerdo a cada cultura, los sentimientos de tristeza y las ansias de protección a esta población se mezclan en cada uno de nosotros de manera distinta, y casi no hay persona emocionalmente normal que no se conmueva con las muertes de personas de la llamada tercera edad, por docenas en países como Italia o España.

Emociones aparte, es un hecho que –como afirmamos líneas arriba- cuanto mayor la edad más letal es el virus. Esta es una de las pocas cosas que ya se sabe con seguridad de este virus. Sin duda, otros factores explican cada muerte, como condiciones pre existentes que debilitan las defensas, atención médica deficiente o inoportuna, etc. Pero en promedio, la probabilidad de morir de una persona de más de 80 años es mucho mayor que la de una de 30 años.

¿Cuánto mayor? Esto es algo que todavía no se puede inferir con precisión de los números disponibles, ya que se observa que la mortalidad por edad ha sido muy distinta en Corea del Sur y en China, de lo que está siendo en Italia. Mientras que en Italia una persona con más de 80 años que contrae el virus tiene una probabilidad de muerte de 20% y una de entre 60 y 70 años un 3,5%, en Corea, para los mismos rangos de edad, las probabilidades de muerte han sido de 11% y 1,5% respectivamente. Es decir, la mitad, más o menos.

Es una comparación a la que no se puede dar todavía un carácter definitivo y preciso, pues además de factores culturales, quizá raciales y de sistemas de salud, dichas experiencias están pasando por etapas distintas de sus ciclos epidémicos. Lo que sí está claro es que la mortalidad es significativamente mayor con la edad. En Bolivia no sabemos todavía cuánto mayor y ojalá pudiésemos evitar saberlo.

Por otro lado, y esto es una advertencia para que los jóvenes: no se crean inmunes, la juventud no es antídoto contra la enfermedad. La probabilidad de muerte si se contagia un anciano es mayor, pero en todas partes ha habido miles de contagios entre jóvenes. Hay más jóvenes, por tanto, más contagiados y aunque mueran menos en proporción, también mueren muchos.

El mensaje que no se debe perder de vista es que nadie es inmune al coronavirus, nadie. Cuídense mucho todos. #QuédateEnCasa

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

48
2

Otras Noticias