Editorial

La pelea por el control de los Sedes

lunes, 4 de mayo de 2020 · 00:15

Basado en un decreto de su propia autoría, el gobierno de Jeanine Añez está embarcado en un proceso de toma de control total de los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) que habitualmente dependen de las gobernaciones, en el marco de la autonomía que rige en el país.

Estas instituciones que pasaban inadvertidas para la población en general, adquirieron una importancia estratégica en las políticas de contención del coronavirus en el país y, por tanto, saltaron a la vista sus deficiencias y el poco profesionalismo de algunos de sus directores. La excepción más visible es Santa Cruz.

Pero, al margen de eso, saltó a la vista el tinte político del problema lo que impidió una coordinación adecuada entre el Ministerio de Salud y los Sedes. Este conflicto se presentó, sobre todo, donde las gobernaciones están manejadas por el MAS y también en La Paz, donde gobierna el MTS, de Félix Patzi.

Pero,  la coordinación es una tarea de dos, por tanto, la incapacidad de hacerlo puede ser atribuida tanto al nivel central como a los departamentales.

Ante esa situación, el gobierno de Añez ha nombrado, en primera instancia, nueve coordinadores para relacionarse con los Sedes de las regiones, sin embargo, luego dio un paso más a través de la intervención total mientras dure la pandemia.

En ese marco, ya nombró directores del Sedes en La Paz, Cochabamba y Beni. En este último caso se produjo además una intervención física de las instalaciones. La Gobernación de La Paz, por su parte, anunció la presentación de un recurso legal para frenar la intervención. El Gobierno también ejerció presión para que renuncie el director del Sedes de Chuquisaca.

De acuerdo a ley, los Sedes tienen la función de “ejercer como Autoridad de Salud en el ámbito departamental”, además de tener controlar los hospitales de tercer nivel. Es decir, son instituciones clave para la salud de la gente y particularmente ahora que el país enfrenta la pandemia del coronavirus.

Lo que deberían hacer las autoridades de todos los niveles es coordinar para enfrentar de manera eficiente la pandemia y dejar la pelea política para otro momento.

En medio de la situación de emergencia y ante evidentes muestras de negligencia en los Sedes departamentales, es comprensible que el gobierno haya tomado la decisión de intervenirlos, lo que, sin embargo, no debería obedecer a fines políticos, sino únicamente al deseo de atender de mejor manera a la ciudadanía.

En situaciones de crisis, el mando centralizado es importante, pero éste debe tener límites y cesar en cuanto la emergencia haya terminado.
 

 

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por eso, Página Siete pone temporalmente a su disposición de forma gratuita, nuestra edición de papel en versión digital. Para verla haga clic aquí.

Este servicio, con contenidos especiales y enfoques propios de las principales noticias del día, será parte de la App que lanzaremos próximamente. 

53
12

Otras Noticias