Editorial

El respaldo de Trump a la Presidenta Añez

sábado, 9 de mayo de 2020 · 00:15

Uno de los hechos políticos más importantes de los últimos días ha sido la llamada realizada por el mandatario estadounidense Donald Trump a la presidenta Jeanine Añez, en la que le ofreció su respaldo y, de paso, anunció que ese país donará 250 respiradores como una manera de ayudar a contener la crisis sanitaria del coronavirus.

Que se tenga memoria, esta es la primera vez que un Presidente estadounidense hace un llamado a un colega boliviano para expresarle apoyo de manera pública. Si bien Trump no tiene una favorable imagen internacional, su país sigue siendo uno de los más poderosos del mundo.

La llamada de Trump no puede significar otra cosa que un deseo de, explícitamente, hacerle saber a actores internos y externos que la presidenta Añez goza del apoyo estadounidense. El mensaje, además, se produjo justo en el momento en el que el MAS pasó a la iniciativa en el país, en varios frentes, especialmente dos, el legislativo y el de las calles.

Una vez que el partido de Morales aprobó la ley que establece que los comicios deben realizarse como máximo el 2 de agosto, algo que el oficialismo rechaza por razones sanitarias y también, obviamente, electorales, Trump hizo su aparición. El boletín oficial de la presidencia indicó que la llamada tuvo una duración de 25 minutos, un tiempo relativamente largo que implica que no solo se trató de una comunicación de cortesía.

EEUU está empeñado en procurar la renuncia de los presidentes Nicolás Maduro y Daniel Ortega, de Venezuela y Nicaragua respectivamente, una tarea que ha resultado mucho más difícil de lo que se esperaba hace unos años. Otro de los adversarios de EEUU, Evo Morales, cayó en noviembre pasado y luego fugó tras haber orquestado unas elecciones fraudulentas y después de 21 días de potente y pacífica protesta ciudadana. Desde entonces, entre otras cosas por errores del gobierno de Añez, el MAS se ha rearticulado y fortalecido, al punto de poder organizar manifestaciones, algunas violentas, y cacerolazos en diversas zonas de La Paz. Para no hablar de que ha unificado a su bancada legislativa y aprobado, sin mostrar fisuras, una ley de convocatoria a elecciones. Para EEUU, un retorno del MAS al poder sería un sonoro fracaso.

Es ahí cuando Trump surge como un factor de respaldo sin duda importante (aunque también pasible de recibir críticas de quienes rechazan las acciones estadounidenses). No es menor lo que ha sucedido, quiere decir que Bolivia está en el radar del país del norte y que le interesa que se fortalezcan las visiones contrarias a las que pregona el MAS. Por lo menos ése es el mensaje.

 

 

 


   

122
19

Otras Noticias