Editorial

Agresiones y abandono a personal médico

jueves, 11 de junio de 2020 · 00:15

Uno de los aspectos más incomprensibles de la psicología colectiva boliviana es el ataque que se realiza contra los médicos y otro personal de salud que están enfrentando el coronavirus. No puede ser atribuible a la ignorancia (en el sentido de creer que esos médicos van a contagiar masivamente a otras personas), porque en ese caso en otros países del mundo se registrarían ataques similares.

Mientras en muchas naciones los habitantes de las ciudades salen a sus ventanas a determinadas horas a aplaudir a sus médicos, en Bolivia se los agrede, ya sea con insultos en la calle, a empujones, lanzándoles piedras a los buses en los que se conducen, obligándolos a abandonar sus casas…

Esta situación ya es hasta noticia internacional. Es lógico: nadie en su sano juicio ataca a las personas que están tratando de ayudar a los otros y que, al hacerlo, incluso ponen sus vidas en peligro.

Pero, no son estas las únicas expresiones de violencia hacia el personal de salud en el país. El abandono de parte de las autoridades, traducido  en falta de insumos médicos, reactivos, medicamentos, ítems y material de bioseguridad que los proteja, ha llegado a extremos lamentables.

La doctora Evelyn Taboada, de Guayaramerín, que cumple una etapa de aislamiento al haber sido diagnosticada con coronavirus, lanzó un clamoroso mensaje al pedir en medio de lágrimas a las autoridades que no los abandonen y evacúen a otro hospital a un colega que está muy mal de salud.

En un video difundido en redes sociales, informó que el sistema sanitario en su ciudad está atravesando serias dificultades porque el coronavirus se salió de control y no hay personal médico para abastecer a la población.

Médicos y enfermeras en Santa Cruz, también rebasados y agotados por las largas jornadas de atención a un número cada vez mayor de pacientes, reclamaron a la propia alcaldesa Angélica Sosa  por el escaso material que les brindan para su trabajo. La respuesta de la alcaldesa cruceña, carente de empatía y abundante en soberbia, es un ejemplo de lo poco que se considera a los profesionales de la primera línea.

Ante las múltiples carencias no se puede pedir milagros a las autoridades en cuanto a infraestructura y equipamiento, pero sí  eficiencia y solidaridad con el personal de salud que –luego de muchos años de postergaciones y maltratos- ahora está cumpliendo con su labor de una forma sacrificada y heroica. Por ello, es importante demandar que la dotación de material de bioseguridad y condiciones mínimas para trabajar sea una prioridad. Por otro lado, las expresiones de violencia, acoso y discriminación al personal médico deben ser sancionadas.
 

 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

116
4

Otras Noticias