Editorial

Fuego cruzado por uso y abuso de aviones

domingo, 14 de junio de 2020 · 00:15

El Gobierno de Jeanine Añez y el Movimiento al Socialismo (MAS) se encuentran enfrascados en un fuego cruzado por el uso y abuso de los aviones oficiales, entre ellos el presidencial y el vicepresidencial, que usaba Álvaro García Linera.

Todo empezó cuando se desató una fuerte polémica porque el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, admitió que trasladó a una exreina de belleza en un avión oficial, y cuando se supo que la hija de la presidenta, Carolina Rivera, viajó a Roboré en un avión de la FAB para entregar ayuda humanitaria, en su calidad de directora de gestión social.

La información fue aprovechada por los voceros del MAS para atacar con dureza al oficialismo, olvidando que el gobierno del MAS incurrió en peores abusos en cuanto a los aviones oficiales.

El gobierno se encargó de hacerle recuerdo al MAS que el expresidente Evo Morales era un viajero empedernido. En conferencia de prensa, dos viceministros revelaron que el exmandatario realizó 147 viajes al exterior entre 2010 y 2019 y que en algunos de esos viajes estuvo acompañado de su jefa de gabinete, Patricia Hermosa, como si ese hecho en sí mismo fuera un delito. Un tufillo machista salió desde el Palacio de Gobierno.

Lo realmente importante es la lista de viajes, que está encabezada por “el imperio”, pues Evo Morales viajó 14 veces a Estados Unidos. Otro de los destinos al que hizo 14 viajes fue Venezuela y fue 12 veces a Cuba. Ahí debería estar la pregunta central: ¿Qué asuntos de Estado resolvía Evo Morales en Venezuela y Cuba como para que viajara a esos países con tanta frecuencia? 

Lo cierto es que el interés era netamente político y personal. Político porque Morales formaba un bloque con los Castro de Cuba y de los chavistas de Venezuela y personal porque incluso viajaba para celebrar el cumpleaños de su amigo Fidel Castro. Morales hizo viajes oficiales hasta para observar partidos mundialistas abusando del avión presidencial, del personal que lo acompañaba y de los gastos de estadía en los más remotos destinos.

Pero, además de los viajes internacionales, hay que recordar que Evo Morales viajaba todos los días a dos o tres destinos dentro del país. En ocasiones solo acudía a inaugurar una cancha de fútbol, a jugar un partido con los lugareños o, sencillamente, a hacer campaña electoral.

Así que, en este tema, los masitas están mirando la paja en el ojo ajeno sin advertir la viga que tienen el suyo. Pero, insistimos que el anterior gobierno no debe ser la vara en la que se mida la actual gestión.

Pero, la polémica de los aviones no terminó ahí. La presidencia del Senado, Eva Copa, reclamó para uso de la Asamblea Legislativa tres aeronaves que según ella le corresponden y que servirían para transportar a los legisladores desde sus regiones a La Paz.

Vaya pretensión la de Copa. Ella reclama el avión que usaba el exvicepresidente Álvaro García Linera que, dicho sea de paso, se daba el lujo de tener una aeronave vicepresidencial a su disposición, en el que viajaba con su familia a destinos dentro y fuera del país. 

Copa es la presidenta del Senado y de la Asamblea Legislativa, cargo que también ejercía García Linera, pero no es la vicepresidenta del Estado, tal como le hizo notar el ministro Yerko Núñez. Habría que agregar que Núñez tampoco es vicepresidente y que no tendría que estar haciendo uso de los aviones oficiales para trasladar a personas particulares.

En plena emergencia sanitaria, vemos una terrible contradicción entre pacientes que mueren por no tener acceso a un respirador o un laboratorio como el Cenetrop que no tiene ni heladeras para guardar las muestras, frente a una cúpula política que se disputa por aviones de lujo que Bolivia nunca debió comprar. No sin antes equipar sus hospitales con las mínimas exigencias.

Este cruce por los aviones ha demostrado que los políticos suelen estar cortados con la misma tijera y que ninguno puede acusar al otro porque terminan enlodados en el mismo barro.
 

 

Mensaje de Raúl Garáfulic, Presidente del directorio de Página Siete

El coronavirus ha causando la peor crisis económica que me ha tocado vivir en casi 40 años de experiencia profesional y algunos expertos anticipan que la recuperación podría tomar un par de años.

La dramática caída de nuestros ingresos ha puesto en riesgo la estabilidad financiera de Página Siete.

Para salir de la crisis necesitamos reinventarnos hacia contenidos digitales y un paso en esa dirección es nuestra nueva aplicación PaginaSietePro, que está disponible en Apple Store y Google Play.

La aplicación contiene información en tiempo real, la versión completa del periódico impreso y próximamente, información y servicios exclusivos que no estarán disponibles en otras plataformas.

Tu suscripción a la aplicación nos permitirá seguir ejerciendo un periodismo de calidad, con la información completa y el análisis y contexto que nos caracteriza.

Medios de comunicación independientes y valientes son imprescindible para la vida en libertad y democracia. Página Siete lo demostró en varios momentos difíciles que nos tocó vivir durante los últimos años.

Muchas gracias por tu apoyo.

Para suscribirte, descarga la aplicación de Apple Store o Google Play haciendo clic en uno de los siguientes botones:

Apple Store

Google Play

Consultas


   

92
3

Otras Noticias