Editorial

Falta de reactivos y Aisem descabezada

sábado, 6 de junio de 2020 · 00:15

Como se ha venido señalando machaconamente, el gobierno no ha logrado, en varios meses desde que se inició la emergencia sanitaria, adquirir los equipos de bioseguridad requeridos, respiradores y test de coronavirus, elementos que son cruciales para la lucha contra la Covid-19.

Los escasos materiales que han llegado lo han hecho a cuentagotas y, en algunos casos, de manera frustrada, como sucedió con la compra de 170 respiradores con sobreprecio que hasta ahora no han podido ser utilizados porque la empresa intermediaria exige el pago del 50% restante para entregar los accesorios necesarios. Como el gobierno ha anunciado que no se pagará ese saldo, entonces los equipos son inservibles.

Los 500 respiradores para terapia intensiva que se prometieron en abril jamás llegaron ni tampoco las 450.000 pruebas de laboratorio anunciadas.

Esa falta de reactivos ha hecho que ninguno de los 10 laboratorios GeneXpert para procesar muestras de Covid-19 y que fueron instalados en todo el país pueda operar todavía.

Los 10 equipos GeneXpert fueron donados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) el 2 abril pasado con la idea de que todas las capitales de departamento, y otras ciudades intermedias, tuvieran cada una un laboratorio. Durante nueve semanas han estado inoperativos, justo en la etapa de más aumento de los casos de coronavirus.

Tras la crisis generada por la importación de los respiradores, la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (Aisem) ha sido descabezada y la no designación del personal jerárquico de reemplazo está ocasionando otros problemas. Por ejemplo, que no ha podido avanzar el deseo de las alcaldías de La Paz y El Alto de adquirir seis laboratorios adicionales.

La compra fue cancelada porque la Aisem no puede actuar mientras no se designe a un director. Giovanni Pacheco, exejecutivo de esa entidad, el exministro Marcelo Navajas y otros cuatro funcionarios fueron detenidos por la compra de los 170 respiradores.

En estas circunstancias es crucial que el gobierno designe de manera expedita a un director de la Aisem. El cargo ha estado vacante durante dos semanas ya y es urgente su reemplazo. Si la Aisem no tiene un responsable, no puede ni importar equipos necesarios de manera apremiante ni entregar el material que tiene en depósito.

Antes de cualquier otro nombramiento o decisión, las autoridades de Salud deben ubicar al profesional competente que pueda hacerse cargo de esa oficina. Mucho de lo que se haga en la lucha contra la pandemia depende de ello.
 

 

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

237
103

Otras Noticias