Editorial

Las elecciones como principio de solución

lunes, 10 de agosto de 2020 · 00:15

Han proseguido desde distintos frentes los ataques contra el Tribunal Supremo Electoral, con la indisimulada intención de descarrilar el proceso electoral y alentar una solución por la violencia.

Los dos “ministros duros” del gabinete, el de Gobierno  Arturo Murillo  y de Defensa  Fernando López han atacado a la institución y a su presidente  Salvador Romero, usando las alusiones torpes a las que nos tienen acostumbrados. La Presidenta se ha sumando acusando al Órgano Electoral de estar haciendo un “juego infantil” al mover la fecha para el 18 de octubre.

El Gobierno criticaba a Romero y al TSE por no actuar de manera autónoma y no cambiar la fecha de los comicios, prevista anteriormente para el 6 de septiembre. Ahora que el organismo electoral lo ha hecho, resolviendo que se posponga la fecha hasta el 18 de octubre, las críticas del oficialismo han persistido y se acusa a Romero de “generar incertidumbre”.

Si el Gobierno ataca al organismo electoral, lo hace de manera todavía más irresponsable el MAS, que ha convocado a movilizaciones y anuncia paros y bloqueos por la decisión del TSE de posponer la fecha. Este es el extravío del MAS y su nefasta dependencia a su jefe, el irresponsable Evo Morales, que lanza desde su refugio en Argentina las más graves amenazas y coordina los actos de violencia que se producen en el país.

No se sabe qué motiva realmente al MAS a organizar estas medidas de presión: si cree  que puede  vencer los comicios en primera vuelta, como sus líderes lo anuncian, eso no cambiará por haber suspendido la elección por 42 días. Si busca demostrar fuerza contra el Gobierno, lo está haciendo muy bien, pero tal vez a un costo político que sólo se conocerá el día de los comicios.

En una de las recientes marchas organizadas por grupos de presión afines al MAS se produjeron desórdenes, ataques a periodistas y personal sanitario e intentos de destrozar una ambulancia. Por otro lado, miles de personas marcharon sin distanciamiento físico y sin barbijos. Si había portadores de la enfermedad, seguro que contagiaron a muchos de los otros manifestantes.

No hay duda ya que se debe convocar a elecciones para resolver los diversos problemas que vive el país, que van desde la crisis sanitaria hasta asuntos económicos que ya empiezan a ser evidentes, pasando por un Legislativo en el que el MAS sigue teniendo, de manera artificial, dos tercios de los votos.

La normalización democrática permitirá que un Gobierno basado en la legitimidad del voto, y con nueva correlación de fuerzas en el Legislativo, pueda asumir con más efectividad los grandes desafíos que existen por delante.

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

29

Otras Noticias