Editorial

La gravitación cruceña

jueves, 24 de septiembre de 2020 · 00:15

Santa Cruz cumple 210 años de vida independiente y llega a este momento de su historia como la ciudad más grande del país, el polo económico más importante, el principal destino de las migraciones internas y el lugar desde donde se proyecta el futuro del país. No es poca cosa para un departamento que por largo tiempo se mantuvo fuera de las decisiones vitales de la historia de la nación y que empezó a gravitar recién en la década de los 70, cuando se inició la vertebración caminera que permitió su integración con el resto del territorio nacional. Desde entonces, imparable, el desarrollo cruceño ha sido puntal para el crecimiento nacional y, aunque como todavía gran parte del país, sufre las consecuencias del centralismo, se ha erigido con fuerza propia y la de cientos de miles de migrantes de todos los confines de la república.

Es ahora Santa Cruz una expresión clara de diversidad y bolivianidad, pero también de incidencia política, como se comenta en estos días pre-electorales.

Ya desde hace varios años que Santa Cruz, que es la ciudad y departamento más poblado de Bolivia, cumple un rol clave en las elecciones generales; las decisiones del electorado cruceño, como lo sabe especialmente el MAS, han sido concluyentes para elegir al presidente del país. Así también, por ejemplo, el año pasado este departamento jugó un papel determinante al optar por el voto útil y poner al segundo en disputa (Carlos Mesa) en posición de pugnar por  una segunda vuelta cuando el MAS creía tener todo controlado. Este año sucede algo parecido con un ingrediente adicional, y es que los cruceños han manifestado que se sienten preparados y con el derecho de acceder al poder: a tener un cruceño como presidente. Pocos mandatarios cruceños ha tenido la historia;  pese al aporte crucial de este departamento en la economía, los hilos conductores del poder han seguido arraigados en el occidente del país. Sin duda, esta es una demanda válida, justa y hasta oportuna; sin embargo, en el mismo seno de la sociedad cruceña se debate también sobre la responsabilidad que tendrá Santa Cruz al elegir entre un liderazgo cruceño sólido y definir quién suceda al MAS (de lograrse una victoria frente a ese partido en la urnas el próximo 18 de octubre).

Como quiera, Santa Cruz tiene la llave, no sólo del progreso y crecimiento nacional, de la inclusión y la expresión de la diversidad, sino también del destino político y social de la nación en los próximos años. Será un aniversario de festejos, de espera por la ansiada recuperación económica pospandemia, pero también de análisis sobre cuál será el rumbo que el pueblo cruceño le dará al país con su voto.

 

 

Sobre la última encuesta de Página Siete

Si usted es de los que necesita estar bien informado, puede acceder a la encuesta electoral completa de Página Siete, suscribiéndose a la aplicación PaginaSietePro que puede descargar de App Store o Google Play

 


   

32
2

Otras Noticias