Editorial

Vacunas, tercer episodio de la saga

sábado, 16 de octubre de 2021 · 05:15

Aunque seguramente llegará el día en que hablemos de un antes y un después de la pandemia, ese momento está aún por llegar. Como humanidad tenemos todavía varios retos por cubrir: la pandemia no es un episodio, es lo más parecido a una serie con varias temporadas, de las que aún no se conoce el verdadero final.

Por ahora, nos encontramos en una fase de declinación, en la que ya se ven los efectos de las vacunas, pero en la que todavía se teme por la aparición de nuevas cepas y las consecuentes nuevas olas de la enfermedad.

También  es una fase en que se ha extendido la vacunación a menores de edad e incluso niños, aunque, mientras existen países con una gran disponibilidad de los inoculantes, otros siguen padeciendo por ellos y se encuentran retrasados en sus campañas. El factor económico y logístico sigue haciendo la diferencia entre ricos y pobres.

Hay naciones que han avanzado apreciablemente en la inmunización y se aprestan a la normalización de muchas actividades; otras han empezado a abrirse, pero con protocolos estrictos para visitantes y turistas. La imposición de carnet de vacunación y pruebas PCR ha sido motivo de polémica mundial, pero al final está terminando por generalizarse sutilmente.

Bolivia no exhibe malos resultados. A pesar de que el primer año de pandemia cobró altos costos a la ciudadanía por la precariedad del sistema de salud público y privado, no se ha llegado a los extremos de algunos vecinos como Brasil, Perú o Argentina, que han pasado por largos períodos de crisis. Por otra parte, los resultados de la vacunación no son malos, aunque sigue siendo alto el porcentaje de personas que se resisten a ser vacunadas, particularmente en el área rural y en ciudades como El Alto.

Con todo, el Gobierno ya inició la aplicación de la tercera dosis contra la Covid 19 para las personas mayores de 60 años y con enfermedad de base, una medida destacable de parte de la gestión pública.

La aplicación de una tercera dosis de refuerzo es una medida adoptada ya en otras latitudes. Según los expertos, no se trata de que las defensas de las primeras y segundas dosis no sean suficientes, sino que los anticuerpos van bajando con el tiempo. Si se produce un contacto con el virus, se activarían las células para producir una mayor cantidad de anticuerpos, por ello una dosis más de vacuna resulta conveniente.

La pregunta que surge ante esta situación es cuál vacuna administrar y/o recibir.  El ministro de Salud, Jeyson Auza, explicó que estudios científicos demostraron “la efectividad” del proceso de intercambiar vacunas. La autoridad explicó  que se realizaron pruebas mundiales de compatibilidad entre la Sputnik V, la Pfizer y la Sinopharm con la AstraZeneca, y dieron buenos resultados.

Según varios análisis de combinaciones de las vacunas en Inglaterra y  España, “los resultados demuestran que todas las vacunas se pueden combinar. No habrá problemas ni daños y la eficacia es alta. Incluso más elevada que usando dos dosis de un mismo laboratorio”,  indicó el especialista Roger Carvajal.

De modo que nos encontramos ante una nueva fase de inoculación -que seguramente no será la última- antes de que podamos hablar de la pandemia del covid como cosa del pasado. En los próximos capítulos de esta saga tendremos que ver si la vacunación se impondrá como una obligatoriedad, como ya se hace en varios países del mundo. EEUU, por ejemplo, ha anunciado que desde el 8 de noviembre venidero pedirá certificado de vacunación a quienes deseen entrar en su territorio y que no todas las vacunas tendrán la misma validez (cosa que ya sucede en Europa).

Bolivia no está del todo distante de ese debate, y en Sucre el Comité de Operaciones de  Emergencia Municipal  (COEM) determinó  procesar por atentado a la salud  pública a los responsables de actividades  económicas, sociales,  culturales, deportivas e instituciones  públicas que permitan el  ingreso de personas que no sean  vacunadas o no tengan una  prueba PCR negativa.

El mundo es otro a partir de la pandemia, y nada puede darse como concluyente en esta historia sin final previsto.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

Otras Noticias