Editorial

Justicia para María Fernanda

lunes, 18 de octubre de 2021 · 05:15

La muerte de María Fernanda Paucara (23) cuando se encontraba bajo custodia de la Policía Boliviana, que la había detenido con el argumento de consumo de bebidas alcohólicas en vía pública cuando se encontraba en un vehículo, es decir en propiedad privada, ha causado indignación en la población paceña y con sobrados argumentos.

La joven, madre de dos niños, vivió sus últimas horas en una celda de la Estación Integral Policial (EPI) de la zona Chasquipampa, adonde había sido llevada luego de ser detenida por consumir bebidas alcohólicas la noche del 5 de octubre. Allí había siete uniformados.

La versión oficial de la Policía sostiene que la encontraron muerta en su celda la madrugada del 6 y que se había quitado la vida con una cuerda de su pantalón. El informe forense detalla que la muerte ocurrió por anoxia cerebral causada por un supuesto ahorcamiento.

Pero hay muchas cosas que no cuadran y que, con justa razón, hacen que sus familiares sospechen de que en esa celda policial se cometió un abuso y posiblemente un posterior asesinato, por lo que demandan una investigación alejada de las presiones que pudiera ejercer la misma Policía.

Por ejemplo, el hecho de que el motivo de su detención haya sido consumo de bebidas alcohólicas en vía pública, cuando en realidad se encontraba dentro de un vehículo, que es una propiedad privada. Además, no correspondía su encierro y así lo hizo notar la Defensoría del Pueblo en un comunicado.

“Este caso preocupa a la Defensoría del Pueblo la actuación de los efectivos policiales, pues la Ley 259 y el Decreto Supremo 1347 establecen que las sanciones por la supuesta infracción de MFPM son multas y trabajo comunitario. Llama la atención el procedimiento aplicado y el arresto de la persona ahora fallecida”, señala el mismo.

Otro asunto extraño es la velocidad con que se realizó la autopsia. Se había anunciado para la tarde del 6, pero se hizo en la mañana y sorprendió a la Defensoría, que había dispuesto el envío de su personal para acompañar el acto. Tampoco estuvieron sus familiares.

También se conoce que el cuerpo de María Fernanda fue llevado inicialmente a un centro de salud por cuatro policías, quienes luego se retiraron. Personal del centro tuvo que buscar luego a los policías para informarles que estaba fallecida.

Los policías de esa EPI inicialmente fueron cambiados y luego suspendidos e investigados, por pedido del ministro de Gobierno. Luego, cuatro legisladores de la bancada de oposición solicitaron un informe escrito sobre el caso al detectar incongruencias en la versión policial.

La Policía debe garantizar la seguridad de todos los bolivianos y no es posible que ocurra esto en sus dependencias. Por ello el pedido de justicia para María Fernanda, que sólo se logrará el momento en que se esclarezca el caso y se conozca lo que realmente ocurrió.

AVISO IMPORTANTE: Cualquier comunicación que tenga Página Siete con sus lectores será iniciada de un correo oficial de @paginasiete.bo; otro tipo de mensajes con distintos correos pueden ser fraudulentos.
En caso de recibir estos mensajes dudosos, se sugiere no hacer click en ningún enlace sin verificar su origen. 
Para más información puede contactarnos

12
3

Otras Noticias